MESAS SEPARADAS (1958). El hotel de Delbert Mann.

mesas separadas
Un viejo hotel de Bournemouth sería el lugar elegido por el cineasta Delbert Mann ("Marty (1955)") para llevar a cabo el tercer largometraje de su carrera, un entrañable melodrama basado en dos obras teatrales ("Mesa en la ventana" y "Mesa numero siete") del dramaturgo inglés Terence Rattigan ("Adiós, Mr. Chips (1969)") y donde temas como los conflictos de pareja, el miedo a la soledad, las falsas apariencias, la represión sexual y las posesiones afectivas centrarían la mayor parte de la trama. Entre los peculiares huéspedes que habitarían el hotel nos encontraríamos con un oficial retirado que oculta un vergonzoso pasado (David Angus Pollock), una manipuladora y estricta anciana (Maud Railton-Bell) que vive junto a su sumisa hija (Sibyl), una señora adicta a las apuestas (Sra. Meacham), un temperamental y alcohólico novelista (John Malcolm) que mantiene una oculta relación sentimental con la propietaria del hotel (Patt Cooper) y que durante su estancia recibiría la inesperada visita de su hermosa ex-mujer (Ann Shankland) en busca de una segunda oportunidad.


mesas separadas

Sin lugar a dudas uno de los elementos más representativos del film es el espectacular reparto de actores que componen la obra, todos ellos nombres consagrados en la industria cinematográfica y que nos deleitarían con elocuentes diálogos e inolvidables interpretaciones, siendo los más destacados el británico David Niven ("La pantera rosa (1964)"), el cuál ganaría el único Óscar de su carrera representando al falso ex-coronel David Angus Pollock, un personaje tímido y fracasado que oculta bajo un manto de mentiras su verdadera personalidad, Deborah Kerr ("Julio César (1953)") en la piel de la insegura y recatada solterona Sibyl (sorprendente el registro físico que presenta la actriz en este film), Burl Lancaster (que volvería a verse las caras con la mencionada Deborah Kerr después de haber trabajado juntos en "De aquí a la eternidad (1953)") como el impulsivo John Malcolm, la bella Rita Hayworth (cuya vestimenta en el film fue elaborada por Edith Head, importante diseñadora de vestuarios cinematográficos hollywoodenses y que participó en películas de la talla de "Eva al desnudo (1950)" o "El golpe (1973)") dando vida a la divorciada Ann Shanklan y la veterana actriz Gladys Cooper ("La canción de Bernadette (1943)") que nos ofrecería uno de esos personajes tan deliciosamente antipáticos que nos ha regalado la historia del séptimo arte, la señora Maud Railton-Bell.


mesas separadas

Entre sus escenas hago mención ese emotivo desayuno de David Niven recibiendo el "perdón" de los habitantes del hotel sin olvidarme de la secuencia de Burl Lancaster y Rita Hayworth sentados en el comedor en mesas diferentes reprochándose el fracaso de su relación. John Schlesinger ("Marathon man (1976)") realizaría a principios de los años ochenta una nueva versión televisiva de esta obra con Alan Bates y Julie Christie en los papeles principales. Como curiosidad, durante el rodaje de la obra Rita Hayworth contraería matrimonio con el productor James Hill, quinto y último marido de esta celebre estrella del celuloide.

Frase para recordar: "No conozco a nadie que mienta con tanta sinceridad".

mesas separadasmesas separadas

Título original: Separate tables.

Director: Delbert Mann.

Intérpretes: Burl Lancaster, Rita Hayworth, David Niven, Deborah Kerr.

Escena: 




Información complementaria:
David Niven

Reseña escrita por Jesús Fariña 

Sígueme por: 


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

1 opiniones :

Me parece una obra maestra. Y una colección de interpretaciones soberbias. Entre ellas, me quedo con la de David Niven. Saludos.

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUEME EN GOOGLE+

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top