MISERICORDIA (LOS CASOS DEL DEPARTAMENTO Q) (2013). Eres lo que persigues.

los-casos-del-departamento-q-misericordia
Auspiciado por el éxito de la saga Millenium, en las regiones nórdicas, han tomado el toro por los cuernos como se dice vulgarmente, para llevar a cabo sus propias producciones que con el talento y buen hacer necesario logran traspasar fronteras patrias y llegar ya sea en formato físico o limitado en cines al resto de Europa o a EE UU, lo que no hace mucho era privilegio del cine francés, y en directores minuciosamente seleccionados de España, parece ya no entender de otro lenguaje o procedencia concreta, el talento le ha ganado el terreno al lugar; claro ejemplo de ello es a la saga de Los casos del departamento Q (Kvinden i buret, The Keeper of the lost causes 2013), con la coletilla en España de Misericordia. El film tuvo un estreno limitado el 5 de junio de 2015. Cerca de dos años después de rodaje. La historia viene de las novelas de Jussi Adler-Olsen con guion de Nikolaj Arcel. Dirigidas tanto la primera como la segunda parte por Mikkel Nòrgaard quien no repetirá en la tercera cuyo estreno está previsto en febrero de 2016 en USA.

En estos films el protagonista principal es Carl Mórck (Nikolaj Lie Kaas)  un agente de policía de Dinamarca, degradado del departamento de homicidios tras saltarse las normas al entrar sin refuerzos a una casa sospechosa, es reubicado en el sótano de la comisaria en el llamado Departamento Q, con la misión de archivar casos pendientes de los últimos años, a dos por semana. Su ayudante, Assad (Fares Fares) se toma este nuevo destino como una posibilidad de seguir creciendo, mientras que Carl no esconde su pesimismo por un retiro forzado. La implacable cabezonería de Carl les hará reabrir un caso dado por cerrado por el que Carl considera un policía deficiente. El del suicido de Marete quien un día en 2002, tomó un ferry junto  su hermano, un joven enfermo. El cuerpo de Marete nunca fue encontrado y el caso se dio por cerrado por falta de pruebas. A falta de algo mejor que hacer, con un matrimonio roto, y su mejor amigo y antiguo compañero en un hospital paralitico por su culpa, Carl, pondrá todo su empeño en resolver en caso, arrastrando con él a su compañero.

los-casos-del-departamento-q-misericordia

Siguiendo la línea del thriller de investigación criminal redefinido por David Fincher en Seven (1995), y con claras influencias de la saga ya citada Millenium, Los casos del departamento Q, es además un acercamiento al estilo narrativo de True Detective, con una pareja de policías unidos por las circunstancias, siguiendo pistas de un caso que otros hubiesen dado por cerrado en lo que se terminan una caja de donuts mojados con café de máquina. El protagonista principal es Carl Mórck, un tipo que no cae bien a nadie, habla poco y de forma poco amigable, su vida personal es un autentico desastre, y el ímpetu que muestra a la hora de afrontar los casos que investiga va en claro contrapunto con las enormes dificultades que tiene para apretar el gatillo cuando la situación lo requiere. El actor que lo interpreta, Nikolaj Lie Kaas, no hace nada para que el personaje resulte amable o mínimamente carismático, sino todo lo contrario, al espectador le acaba cayendo igual que a sus compañeros, a su hijastro o a su jefe; es decir mal. En cambio Assad, al que da vida el siempre cumplidor Fares Fares –visto en "El invitado (2012)" o "El niño 44 (2015)"- sí que muestra una humanidad, y cercanía con la gente que será vital a la hora de afrontar el caso de Marete. El estilo narrativo del director claramente nos remite a True Detective, con la narración uniendo pasado y presente, y los puntos de vistas de los detectives y el del destino ya cerrado o aun abierto de Marete. También es interesante el punto de vista que dan al villano de la función, el cual aparece solo en los minutos finales, muy en la línea del visto en "Asesinato en 8mm (1999)", film con el que la segunda entrega guarda similitudes. Un punto a favor tanto de Misericordia como de Profanación (la segunda parte de Los casos del departamento Q) es que no existen líneas determinadas entre los llamados buenos y los malos, sino que presentan hechos que traen consecuencias, y que nadie está libre de pecado; y son precisamente esos pecados los que les han llevado a estar en el llamado Departamento Q. Un sótano lleno de polvo y destartalado, dentro de la comisaria de policías, una especie de purgatorio en donde las almas esperando el juicio final para determinar cuál es su destino.

los-casos-del-departamento-q-misericordia

Personalmente prefiero la segunda entrega, la cual veo más redonda y siniestra, y que muestra una serie de personajes realmente espeluznantes. Esta primera parte, como presentación de estilo y personajes cumple. Y además tiene una duración mucho más ajustada. Se nota que su objetivo era sentar las bases para una saga. Entre sus contras,  quizás peca de ser demasiado televisiva, no ayuda en nada el doblaje español que le han añadido, con voces habituales de la pequeña pantalla. No quita eso para que estemos ante un más que estimable thriller que nada tiene que envidiar a los que se facturan en Estados unidos, ya sea en cines o para la televisión de pago. La dirección y fotografía podrían pasar por las de USA o Francia, las grandes potencias del séptimo arte. Y en su conjunto hacen una saga más que recomendada para los amantes de este tipo de género.

los-casos-del-departamento-q-misericordia

Título original: Kvinden i buret (The Keeper of Lost Causes)

Director: Mikkel Nòrgaard.

Intérpretes: Nikolaj Lie Kaas, Fares Fares, Sóren Pilmark, Sonja Richter, Mikkel Boe Folsgaard, Anton Honik.

Trailer:


Escena:


Reseña escrita por Jonathan Glez


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top