VIGILADOS (2011). La serie de Jonathan Nolan.

vigilados
La serie, creada por Jonathan Nolan (guionista de "El caballero oscuro", "Memento" e "Interstellar", entre otras, dirigidas por su hermano Christopher), sigue  a Harold Finch, un ingeniero informático que había construido para el gobierno una máquina (la Máquina) capaz de vigilar y recolectar millones de datos de ciudadanos anónimos y predecir cuáles de ellos iban a estar involucrados en un acto violento, quizás hasta un atentado. Finch había incluido algunos límites en las cosas que la Máquina que podía hacer; por ejemplo, sólo daba los números de la Seguridad Social de esas personas de interés, y en cuanto se dio cuenta de que podía pensar por sí misma, Finch también intentó inculcarle ciertos principios éticos.

El problema de que la Máquina estuviera al servicio del gobierno es que a éste sólo le interesaban los sospechosos relevantes, los que estaban relacionados con el terrorismo, pero el sistema no dejaba de encontrar personas "irrelevantes" que estaban igualmente en peligro. Así que Finch abandona el proyecto, pero sigue conectado a la Máquina y se dedica a ayudar, con la colaboración de un ex agente de operaciones especiales, a esos "irrelevantes" que pueden estar a punto de comer un crimen, o de ser víctimas de uno.

vigilados

El punto de partida de "Person of interest" es ése, pero Nolan y Greg Plageman han estado, desde el principio, manejando la serie con un plan mayor en mente. Como reconocían en un artículo de New Yorker de 2014, una parte muy importante de su inspiración para la serie proviene de "The Watchers", un libro de Shane Harris en el que ser cuenta cómo la NSA empezó a construir esa vasta red de espionaje de sus ciudadanos. Al mismo tiempo, Nolan apuntaba que parte de la idea de la serie le vino a la cabeza por todas las cámaras que el gobierno británico instaló en las calles de Londres entre los 70 y los 90 para luchar contra el terrorismo del IRA.

Al mismo tiempo, "Person of interest" es una serie sobre una inteligencia artificial que adquiere autoconsciencia, instinto de supervivencia y que se preocupa también por mantener con vida a su creador, a su administrador.

En la serie, el programa del gobierno con la Máquina es secreto. La financiación para su mantenimiento proviene de un "presupuesto negro", un fondo de dinero dedicado a operaciones militares que sólo conocen unos pocos en el Capitolio, y hay una división dentro de Seguridad Nacional que se dedica a buscar a los números relevantes que ofrece la Máquina. Los agentes de esa división son soldados de operaciones especiales que no existen para el ciudadano medio, y que se ocupan de esas personas de interés del modo más expeditivo; asesinándolas. Ya luego el gobierno se encargará de cubrirlo.

vigilados

Esta desconfianza y paranoia respecto al gobierno es un clásico en la ficción estadounidense desde los 70 y el escándalo Watergate, pero hay que añadirle un aspecto muy asociado al funcionamiento del ejército estadounidense en los últimos años; los contratistas privados. En la tercera temporada de "Person of interest", por ejemplo, empezamos a ver a una compañía que comienza a desarrollar su propia máquina de vigilancia total, y hace sus movimientos para venderle su proyecto al gobierno de Estados Unidos. El año pasado había 1.800 agentes de seguridad privados trabajando para el ejército norteamericano en Irak, y agencias gubernamentales como la NASA cada vez confían más en empresas comerciales para llevar a cabo tareas que ellas ya no hacen, por falta de presupuesto.

En todas la entrevistas que Jonathan Nolan y Greg Plageman han dado sobre la serie, siempre apuntan que el estado hipervigilado que propone "Person of interest" no es ciencia ficción ni especulación, sino que es toda una realidad. En 2005, por ejemplo, la Unión de Libertades Civiles de Nueva York contó las cámaras situadas a partir de la calle 14 y hacia el sur de Manhattan, sumando más de 4.100 en un área equivalente a una sexta parte del total de la superficie de la isla. En Londres, el lugar que dio la idea original a Nolan, había hace cinco años medio millón de cámaras en la calle.

«Estoy dispuesto a sacrificarlo todo porque no puedo, de buena fe, permitir que el gobierno de Estados Unidos destruya la intimidad, la libertad en internet y las libertades básicas de la gente de todo el mundo con esa máquina de vigilancia masiva que están construyendo en secreto". Así justificaba Edward Snowden en el diario The Guardian, el 9 de junio de 2013, haber destapado el programa PRISM, un proyecto de la NSA de recolección de datos, espionaje de las comunicaciones y vigilancia masiva e indiscriminada de los ciudadanos estadounidenses (y de todo el mundo), hecho teóricamente para luchar contra el terrorismo y proteger a esos mismos ciudadanos.

Aunque es ley de vida que todas las series tengan algo pendiente de matizar o reforzar, pocas tienen

Aunque es ley de vida que todas las series tengan algo pendiente de matizar o reforzar, pocas tienen un equilibrio tan perfectamente ajustado entre todos sus aspectos como Person of Interest.

vigilados

Ya desde la primera temporada conocimos una serie dónde guion, interpretaciones y dirección alcanzaban una comunión digna de un gran espectáculo. Y en las siguientes temporadas hemos visto confirmadas estas impresiones manteniendo los aspectos positivos de sus inicios, e introduciendo nuevos elementos que le permiten renovar sus contenidos sin perder un ápice de interés, dando un salto de calidad en su tercera temporada. La tercera temporada de "Person of Interest" sólo puede calificarse como excelente y su tramo final magnífico. 

He disfrutado muchísimo con la quinta y última temporada, que ha mantenido en todo momento, a pesar de sus 13 episodios en lugar de los 22 habituales, la esencia de "Person of Interest" y lo que la ha situado como una de mis series favoritas. Como entrega final ha tenido alguna debilidad, la más destacable es que ha faltado esa intensidad adicional propia de las despedidas y que uno realmente sintiera que se estaba echando toda la carne en el asador de cara a la gran traca final.

vigilados

Yo he acabado encantado con episodios como el de la simulación de Shaw por mucho que se viera venir el final -la propia puesta en escena no dudaba en remarcarlo siempre que podía-, el de las trágicas despedidas de Elias y Root -muy fan del recuerdo utilizado para mantener a esta última en la serie hasta el final-.

Una de las grandes virtudes de la serie es saber que sus responsables lo tienen todo bien pensado, y es que son muy pocas las obras de largo recorrido que llegan a darte esta tranquilidad. Puede que en algunos detalles concretos no logren reflejarlo tan bien como les gustaría, pero sí que tiene un fin y también que el punto de destino es algo que está perfectamente pensado. Además, esa tendencia nunca ha sido problema para mantener la capacidad de sorprendernos.

Lo mejor de todo es que "Person of Interest" nunca ha dejado de crecer y con el final de su tercera temporada alcanzó su mejor nivel, que no ha decaido hasta su expléndido final.

No puedo decir que su temporada final  haya sido perfecta, pero su magnífico final sí que ha sido la despedida ideal para una serie imprescindible.

vigilados

Título original: Person of interest.

Director:  David SemelFred ToyeJeffrey G. HuntDennis Smith,Charles BeesonColin BuckseyMilan Cheylov.

Intérpretes: James CaviezelMichael EmersonKevin ChapmanAmy AckerTaraji P. HensonAnthony ManganoTakako Haywood.

Trailer:



Reseña escrita por Juan Gerardo Rodríguez Martín


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top