ALMAS DESNUDAS (1949). Un clásico de Max Ophüls.

almas desnudas
La familia Harper es un ejemplo más de la clase acomodada estadounidense de la época que vive en California. El patriarca y padre de familia permanece largos períodos fuera de su hogar, pese a que todos lo echan de menos. La familia está constituida por una primogénita joven y rebelde, Bea, (Geraldine Brooks), un hermano pequeño al borde de superar la infancia y un amable abuelo (Henry O'Neill), único representante de la figura ausente del varón de la casa. Lucía Harper (Joan Bennett), es una madre que debe cuidar en solitario de toda la familia. A ello dedica todos sus esfuerzos, con determinación e inteligencia, sin pensar en sus propios anhelos. Una noche, en plena época navideña, tras una fuerte disputa con su primogénita en estado de rebeldía, descubre en los alrededores de su propia casa el cadáver del amante de su hija. Un amante prohibido Darby (Shepperd Strudwick), el motivo principal de las disputas familiares, que previamente se nos ha presentado en una escena donde accede a recibir el dinero que Lucía le ofrece para que deje en paz a su hija. Aunque la muerte de este indeseable novio ha sido puramente accidental, sin ni siquiera percatarse la hija al abandonarlo en plena noche, la visión del cadáver por la madre despierta sus más profundos temores. Se decide a deshacerse del cadáver porque supone a su hija responsable. Una vez conseguida esta ardua tarea, aparece repentinamente en escena Martin Donnelly (James Mason), un personaje del crimen organizado, un chantajista que amenaza con publicar las cartas de amor que su hija le escribió al desparecido y endeudado amante. 


almas desnudas

Si la primera decisión instintiva que tomó Lucía para salvaguardar a su familia fue dura, el nuevo obstáculo lo es aún más. Una situación asfixiante, complicada y sin salida posible, ya que sin la firma de su marido ausente, el banco le deniega retirar una suma de dinero tan enorme. A partir de ese momento, ver cómo esta ama de casa y madre se desenvuelve bajo la gran presión de cuidar a su familia desde la más completa soledad, sin que nadie resulte dañado ni nadie note sus preocupaciones, es todo un despliegue de capacidades representativas de una gran mujer. Pero el elemento que hará girar la trama será la fascinación que un criminal, Martin Donnelly, siente por nuestra protagonista. Max Ophüls, más conocido por sus sublimes melodramas, dirige uno de sus dos únicos films considerados como Noir con esta historia basada en un relato de Elisabeth Sanxay Holding llamado "The Blank Wall (1947)". Su otro film Noir es "Atrapados (1949)". Se ha considerado a Oplüs como un experto en movimientos de cámara, en travellings y en melodramas sublimes. Excelente narrador visual de historias, gran humanista y con una estética barroca, su vida quedará marcada por su origen Vienés y su exilio a Francia durante el Nazismo. Movía la cámara de una manera increíble, sus travellings eran para él tan básicos como el caminar. Fue capaz de crear con su cámara inquieta un lenguaje visual propio, difícil de describir con palabras. Para él la iluminación era otro pilar básico, sobre el que montaba su ambiente cinematográfico siempre al servicio de las emociones humanas. Fue capaz de retratar todo un mundo emocional en su cinematografía donde las mujeres fueron las absolutas protagonistas. En este relato, además es capaz de plantear varios dilemas interesantes. 


almas desnudas

El primero, el que mantiene la protagonista durante todo el film, capaz de traspasar los límites ya no sólo de lo legal, también de lo prohibido con la única finalidad de proteger a su familia. El film Noir, no se empeña sólo en destacar la maldad de sus féminas, más bien, las coloca en posición de igualdad con los hombres. Son decididas, inteligentes, conocedoras de sus capacidades y no temen las situaciones difíciles, se enfrentan a ellas con sus mejores armas. Un núcleo familiar representativo del Sueño Americano, que aquí es golpeado con fuerza. De hecho, la traducción del título de la película no es en mi opinión nada acertado. En realidad, su traducción literal es "Momento imprudente", como lo es la actitud de una joven educada en un ambiente protector, criada con caprichos económicos y cuya rebelión frente a lo moralmente establecido por su familia será el punto de partida de una cascada de acontecimientos con final inesperado. El segundo gran dilema se le adjudica al criminal chantajista. Un hombre, que pese a sus experiencias pasadas mundanas es capaz de dejarse sorprender y cautivar, sin ser ese su propósito, por una simple ama de casa. Entre ellos, surge una inesperada tensión sexual, una atracción completamente prohibida e impensable para ambos que proceden de mundos antagónicos. Pero inevitablemente, el estoicismo de Donnelly se derrumbará y mostrará su lado más amable, transformándose en el otro gran salvador del prototipo de familia. El enamoramiento que siente Donnelly por Lucía representará toda una serie de esperanzas y sueños por cambiar de vida que nunca podrán llevarse a cabo. La redención a través del amor, otro de los elementos Noir. 


almas desnudas

SPOILER. Donnelly se sacrificará para que su amada pueda volver a su cotidiana vida familiar. 

El director, mediante todos estos dilemas indaga, profundiza en el alma humana, en el complejo mundo de las contradicciones humanas y sociales, otorgando interesante matices desde una estética visual. Analiza certeramente a la clase media burguesa mostrando sus debilidades mediante la creación de una atmósfera cinematográfica bellísima, donde el juego de luces y sombras es una maravilla visual. Sus largos planos sin diálogos, mostrando los comportamientos de los protagonistas, con esos travellings interminables que no se detienen ni en el interior de la casa ni bajo la luz nocturna, son una delicia artística. También es importante destacar la preciosa fotografía de Burnett Guffey y la música de Hans J. Salter que permite acompañar certeramente al mundo emocional de los protagonistas. En definitiva, la obra de un gran director, más conocido por sus melodramas, pero capaz de asombrarnos con un film Noir de notables características, aunque sea menos conocido por el gran público.


almas desnudas

Título original: The Reckless Moment.

Director: Max Ophüls.

Intérpretes: James Mason, Joan Bennett, Geraldine Brooks, Henry O'Neill, Shepperd Strudwick, David Bair, Roy Roberts.

Escena:


Reseña escrita por Bárbara Valera Bestard


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top