ARTÍCULOS DESTACADOS
ARTÍCULOS
la noche de halloween
El subgénero de terror conocido como "Slasher" tuvo y tiene todavía a Michael Myers como a uno de sus baluartes. Ese ser con el pelo revuelto, vestido con un buzo, armado con su cuchillo de cocina y escondiendo su rostro detrás de una máscara blanca. No sabemos qué es lo que impulsa a Michael a actuar como lo hace, su instinto asesino parece impulsado por una fuerza oscura y sobrenatural, quizá porque detrás de esa mascara que lo caracteriza solo hay oscuridad. Myers mata de todas las maneras posibles, puesto que es al parecer su única forma de expresarse. La obsesión que lo mueve inexplicablemente es ir en busca de su segunda hermana, tras haber asesinado a la primera en su juventud. Durante años permanece en un sanatorio mental, ausente, autista, hasta que despierta de su letargo para acabar con todo aquel que se interponga en su camino de buscar a su "vínculo sanguíneo". La por aquel tiempo desconocidísima hija de Tony Curtis y Janet Leight, que debutó en este clásico por excelencia en el cine de terror, Jamie Lee Curtis (Laurie Strode) se convirtió de la noche a la mañana en la reina del grito en un "Halloween" que fue en su momento la película de cine independiente más rentable de la historia. En 1978 John Carpenter reinterpretó el cine de terror contando la historia del auténtico "hombre del saco", el personaje que se toma como principal elemento para contar historias de miedo en estas fechas tan arraigadas en las tradiciones americanas. El miedo, tiene nombre y se llama....Michael Myers. El film se rodó con un ínfimo presupuesto teniendo que recurrir incluso al "merchandising" de "Star Trek" para que la máscara que imitaba el rostro del capitán Kirk (William Shatner) fuera el rostro del insensible y terrorífico asesino. 

la noche de halloween
 
Secuencias como la subjetiva mirada del joven Michael Myers detrás de su máscara mientras mata a su hermana, la perturbadora secuencia en el armario ropero y cada contInuo asesinato acompañado de la minimalista y repetitiva banda sonora compuesta por el propio Carpenter convirtieron la película en un fenómeno, que trascendió hasta llegar a la actualidad como parte del folclore cinematográfico en EEUU, que empezó con la tradición celta del Halloween que todos conocemos. No me olvido del obsesionado perseguidor de su psicópata paciente "El doctor Loomis" al que dio vida hasta el final de sus días el experimentado actor Donald Pleasance. Tanto la primera (1978), la segunda, que en España fue titulada como "Sanguinario (1981)", como la de 1998 "H20", llevando nuevamente a Jamie lee Curtis a enfrentarse de nuevo con su ya a sabiendas depravado hermano, son películas de género que resultan efectivas en su propósito de asustar...Incluyendo tambien el remake de Rob Zombie que rebuscaba y ahondaba en la infancia para darle razones a Myers para matar indiscriminademente, tomando en esta el cuerpo del asesino en un enorme actor Tyler Mane que reinventaba de manera descomunal la bestialidad del personaje. El resto de films (desde mi punto de vista) son olvidables ...Y por qué no decirlo "malas películas". Pero Myers siempre estara ahí, esperándonos, he iluminando sus negros ojos con el brillo de un cuchillo. De seguro que "el hombre del saco" volverá.

la noche de halloween 1978

Título original: Halloween.

Director: John Carpenter.

Intérpretes: Jamie Lee Curtis, Donald Pleasence, Nancy Loomis, P.J. Soles, Charles Cyphers, Kyle Richards.



Trailer:

Escena:



B.S.O.:




Reseña escrita por Cristóbal Jiménez


Información complementaria: 

LA NOCHE DE HALLOWEEN (1978). Michael Myers al acecho.

la noche de halloween
El subgénero de terror conocido como "Slasher" tuvo y tiene todavía a Michael Myers como a uno de sus baluartes. Ese ser con el pelo revuelto, vestido con un buzo, armado con su cuchillo de cocina y escondiendo su rostro detrás de una máscara blanca. No sabemos qué es lo que impulsa a Michael a actuar como lo hace, su instinto asesino parece impulsado por una fuerza oscura y sobrenatural, quizá porque detrás de esa mascara que lo caracteriza solo hay oscuridad. Myers mata de todas las maneras posibles, puesto que es al parecer su única forma de expresarse. La obsesión que lo mueve inexplicablemente es ir en busca de su segunda hermana, tras haber asesinado a la primera en su juventud. Durante años permanece en un sanatorio mental, ausente, autista, hasta que despierta de su letargo para acabar con todo aquel que se interponga en su camino de buscar a su "vínculo sanguíneo". La por aquel tiempo desconocidísima hija de Tony Curtis y Janet Leight, que debutó en este clásico por excelencia en el cine de terror, Jamie Lee Curtis (Laurie Strode) se convirtió de la noche a la mañana en la reina del grito en un "Halloween" que fue en su momento la película de cine independiente más rentable de la historia. En 1978 John Carpenter reinterpretó el cine de terror contando la historia del auténtico "hombre del saco", el personaje que se toma como principal elemento para contar historias de miedo en estas fechas tan arraigadas en las tradiciones americanas. El miedo, tiene nombre y se llama....Michael Myers. El film se rodó con un ínfimo presupuesto teniendo que recurrir incluso al "merchandising" de "Star Trek" para que la máscara que imitaba el rostro del capitán Kirk (William Shatner) fuera el rostro del insensible y terrorífico asesino. 

la noche de halloween
 
Secuencias como la subjetiva mirada del joven Michael Myers detrás de su máscara mientras mata a su hermana, la perturbadora secuencia en el armario ropero y cada contInuo asesinato acompañado de la minimalista y repetitiva banda sonora compuesta por el propio Carpenter convirtieron la película en un fenómeno, que trascendió hasta llegar a la actualidad como parte del folclore cinematográfico en EEUU, que empezó con la tradición celta del Halloween que todos conocemos. No me olvido del obsesionado perseguidor de su psicópata paciente "El doctor Loomis" al que dio vida hasta el final de sus días el experimentado actor Donald Pleasance. Tanto la primera (1978), la segunda, que en España fue titulada como "Sanguinario (1981)", como la de 1998 "H20", llevando nuevamente a Jamie lee Curtis a enfrentarse de nuevo con su ya a sabiendas depravado hermano, son películas de género que resultan efectivas en su propósito de asustar...Incluyendo tambien el remake de Rob Zombie que rebuscaba y ahondaba en la infancia para darle razones a Myers para matar indiscriminademente, tomando en esta el cuerpo del asesino en un enorme actor Tyler Mane que reinventaba de manera descomunal la bestialidad del personaje. El resto de films (desde mi punto de vista) son olvidables ...Y por qué no decirlo "malas películas". Pero Myers siempre estara ahí, esperándonos, he iluminando sus negros ojos con el brillo de un cuchillo. De seguro que "el hombre del saco" volverá.

la noche de halloween 1978

Título original: Halloween.

Director: John Carpenter.

Intérpretes: Jamie Lee Curtis, Donald Pleasence, Nancy Loomis, P.J. Soles, Charles Cyphers, Kyle Richards.



Trailer:

Escena:



B.S.O.:




Reseña escrita por Cristóbal Jiménez


Información complementaria: 

bitelchús
¿Te atreves a decir tres veces su nombre? Es un espectro al servicio de fantasmas torpes, es un bio-exorcista que se dedica a expulsar a los vivos de lo que es de dominio paranormal, ha visto el exorcista 167 veces y según él cada vez le parece más divertida. Pálido, repelente, de pelo revuelto y verdoso en una cabellera llena de moho y con un cuerpo cubierto de la más maloliente roña, se presenta Beetlejuice. Vistiendo un esmoquin rayado blanco y negro que le hace parecer un presidiario de fiesta, este fantasma juguetón y sinvergüenza apareció en las pantallas de todo el mundo en el año 1988. Fue el anteriormente niño marginado convertido con los años en maestro director Tim Burton el que después de trabajar para la Disney como animador en la película "Tron (1982)" y que también dirigiría los cortos "Vincent (1982)" y "Frankenweenie (1984)", dirigió el largo "Las aventuras de Pee-wee (1985)" y tuvo la oportunidad de volar en solitario a los mandos de una película producida por Warner Bros que ironizaba sobre las casas encantadas. Beetlejuice o Bitelchús, algo así como zumo de cucaracha o estornudo de cucaracha..En definitiva, como ustedes quieran, pero cada vez que se escucha su nombre los que le conocen esbozan una sonrisa que levanta recuerdos de juventud y añoranzas infantiles que de manera divertida nos hace repetir: -Bitelchús, Bitelchús, Bitelchús- por si da la casualidad de que el socarrón y repelente fantasma aparece para ponerse a soltar sus barbaridades y locuras de libertinaje sexual mostrando sus argucias de espectro repelente y asqueroso. 

bitelchús

Los fantasmas recientes y novatos fallecidos en accidente de tráfico y confinados como espectros para la eternidad en su hogar que interpretaron Geena Davis junto con Alec Baldwin presentaron a un desconocido y desatado Michael Keaton que saliendo de una maqueta con una energía levitante aprovechó todos sus momentos en pantalla para llevarse todo el protagonismo de la película. También una jovencita de aspecto tenue y con actitudes de gótica fatalista insólita dio el salto a la fama con el cuerpo de una pipiola Winona Ryder interpretando a la oscura y divertida Lydia, que será la que desate el poder de Beetlejuice para campar a sus anchas asustando a todo aquel que ose perturbar el descanso de los muertos. Los recién fantasmales Baldwin y Davis procesándose un afecto de ejemplar matrimonio, asistirán estupefactos a las excentricidades de Bitelchús para echar a la familia de Lydia-Ryder de su casa y comenzarán a tener en cuenta que su verdadero enemigo es el bio-exorcista desastroso. Con unos decorados y maquillaje hoy completamente obsoletos, la película Beetlejuice se las arregló para ganar el Óscar al mejor maquillaje, reflejando un más allá que tomaba influencias visuales del artísta Dalí, de Dante y de Edgar Allan Poe entre otros, pero de manera divertida e infantil con unos fantasmas exagerados y caricaturescos. 

bitelchús

El jugo de cucaracha pergeñado por Tim Burton dejó lo que sería a nivel estético un boceto de la imaginería de lo que vendría después en su filmografía con personajes retraídos, oscuros y sombríos en ambientes góticos y de un reconocible sello "Burtontiano". ¿Quién es Beetlejuice?...Es un fantasma juguetón de ascendencia expresionista que si fuera una ecuación agruparía desde el expresionismo alemán de Murnau, hasta Robert Wiene pasando por la productora Hammer pero con una incógnita despejada que basó en el humor aniñado y un tanto picante su destreza para divertir a toda una generación. Mención especial en el film merece el compositor Danny Elfman, que en "Betelgeuse" sabe mantener un endiablado y divertido ritmo musical en el que destaca el duende de su tema principal que suscita a la perfección la diversión espectral. Además en el apartado musical caben destacar canciones estupendas y cómicas que agudizan la juerga tales como: "Banana Boat Song" 1956 y "Jumper in the line" 1961 de Harry Belafonte. La película dio paso a una serie de dibujos animados y con el tiempo su carácter de culto ha provocado que Burton se plantee realizar una secuela, por cierto....Me gusta pensar que el enorme gusano "de el mundo de los muertos" que aparece en la película del portentoso "Tim" tiene mucho que ver con los gusanos del planeta Arrakis, más conocido como "Dune (1984)" de David Lynch. Bitelchús, Beetlejuice, Betelgeuse...It´s Showtime!!

bitelchús

Título original: Beetlejuice.

Director: Tim Burton.

Intérpretes: Michael Keaton, Alec Baldwin, Geena Davis, Winona Ryder, Jeffrey Jones, Annie McEnroe.

Trailer:


 Escena:


B.S.O.:

 

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:
 

BITELCHÚS (1988). El estrafalario fantásma de Tim Burton.

bitelchús
¿Te atreves a decir tres veces su nombre? Es un espectro al servicio de fantasmas torpes, es un bio-exorcista que se dedica a expulsar a los vivos de lo que es de dominio paranormal, ha visto el exorcista 167 veces y según él cada vez le parece más divertida. Pálido, repelente, de pelo revuelto y verdoso en una cabellera llena de moho y con un cuerpo cubierto de la más maloliente roña, se presenta Beetlejuice. Vistiendo un esmoquin rayado blanco y negro que le hace parecer un presidiario de fiesta, este fantasma juguetón y sinvergüenza apareció en las pantallas de todo el mundo en el año 1988. Fue el anteriormente niño marginado convertido con los años en maestro director Tim Burton el que después de trabajar para la Disney como animador en la película "Tron (1982)" y que también dirigiría los cortos "Vincent (1982)" y "Frankenweenie (1984)", dirigió el largo "Las aventuras de Pee-wee (1985)" y tuvo la oportunidad de volar en solitario a los mandos de una película producida por Warner Bros que ironizaba sobre las casas encantadas. Beetlejuice o Bitelchús, algo así como zumo de cucaracha o estornudo de cucaracha..En definitiva, como ustedes quieran, pero cada vez que se escucha su nombre los que le conocen esbozan una sonrisa que levanta recuerdos de juventud y añoranzas infantiles que de manera divertida nos hace repetir: -Bitelchús, Bitelchús, Bitelchús- por si da la casualidad de que el socarrón y repelente fantasma aparece para ponerse a soltar sus barbaridades y locuras de libertinaje sexual mostrando sus argucias de espectro repelente y asqueroso. 

bitelchús

Los fantasmas recientes y novatos fallecidos en accidente de tráfico y confinados como espectros para la eternidad en su hogar que interpretaron Geena Davis junto con Alec Baldwin presentaron a un desconocido y desatado Michael Keaton que saliendo de una maqueta con una energía levitante aprovechó todos sus momentos en pantalla para llevarse todo el protagonismo de la película. También una jovencita de aspecto tenue y con actitudes de gótica fatalista insólita dio el salto a la fama con el cuerpo de una pipiola Winona Ryder interpretando a la oscura y divertida Lydia, que será la que desate el poder de Beetlejuice para campar a sus anchas asustando a todo aquel que ose perturbar el descanso de los muertos. Los recién fantasmales Baldwin y Davis procesándose un afecto de ejemplar matrimonio, asistirán estupefactos a las excentricidades de Bitelchús para echar a la familia de Lydia-Ryder de su casa y comenzarán a tener en cuenta que su verdadero enemigo es el bio-exorcista desastroso. Con unos decorados y maquillaje hoy completamente obsoletos, la película Beetlejuice se las arregló para ganar el Óscar al mejor maquillaje, reflejando un más allá que tomaba influencias visuales del artísta Dalí, de Dante y de Edgar Allan Poe entre otros, pero de manera divertida e infantil con unos fantasmas exagerados y caricaturescos. 

bitelchús

El jugo de cucaracha pergeñado por Tim Burton dejó lo que sería a nivel estético un boceto de la imaginería de lo que vendría después en su filmografía con personajes retraídos, oscuros y sombríos en ambientes góticos y de un reconocible sello "Burtontiano". ¿Quién es Beetlejuice?...Es un fantasma juguetón de ascendencia expresionista que si fuera una ecuación agruparía desde el expresionismo alemán de Murnau, hasta Robert Wiene pasando por la productora Hammer pero con una incógnita despejada que basó en el humor aniñado y un tanto picante su destreza para divertir a toda una generación. Mención especial en el film merece el compositor Danny Elfman, que en "Betelgeuse" sabe mantener un endiablado y divertido ritmo musical en el que destaca el duende de su tema principal que suscita a la perfección la diversión espectral. Además en el apartado musical caben destacar canciones estupendas y cómicas que agudizan la juerga tales como: "Banana Boat Song" 1956 y "Jumper in the line" 1961 de Harry Belafonte. La película dio paso a una serie de dibujos animados y con el tiempo su carácter de culto ha provocado que Burton se plantee realizar una secuela, por cierto....Me gusta pensar que el enorme gusano "de el mundo de los muertos" que aparece en la película del portentoso "Tim" tiene mucho que ver con los gusanos del planeta Arrakis, más conocido como "Dune (1984)" de David Lynch. Bitelchús, Beetlejuice, Betelgeuse...It´s Showtime!!

bitelchús

Título original: Beetlejuice.

Director: Tim Burton.

Intérpretes: Michael Keaton, Alec Baldwin, Geena Davis, Winona Ryder, Jeffrey Jones, Annie McEnroe.

Trailer:


 Escena:


B.S.O.:

 

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:
 

JCVD
De procedencia Belga Van Damme fue miembro del ballet nacional de Francia y campeón europeo de Kickboxing. Con semejante currículo se propuso viajar a EEUU para realizar "su sueño americano" trabajando como camarero en Hollywood y esperando su oportunidad de convertirse en una estrella. El atlético belga tuvo oportunidades de destacar como exta en una pequeñísima aparición en "Desaparecido en combate 2 (1985)" junto a Chuck Norris y fue descartado del film "Depredador (1987)". Incluso tuvo la ocasión de ser villano en "Black Eagle" y en un agradable film de bello título: "Retroceder nunca, rendirse jamás (1986)", frase que al parecer haría mella en Van Damme muchos años después. En el año 1988, el productor Menahem Golam apareció por el restaurante en el que Jean Claude trabajaba habitualmente para ganarse la vida y "Golam" ni corto ni perezoso invitó a Damme a desnudarse para que le mostrara sus habilidades marciales, por lo que fue contratado al instante para su primera película como protagonista: "Contacto Sangriento (1988)" a la que seguirían éxitos como "Kickboxer (1989)" y "Lionheart (1990)" el luchador. Van Damme se labró una carrera en el cine de acción con películas de entretenimiento tales como: "Soldado Universal (1992)" de Emmerich, "Timecop (1994)" y "Muerte Súbita (1995)" (las dos de Peter Hyams) con el que volvería a trabajar muchos años después en "Cerco al enemigo (2013)" y con el hijo del director en una nueva entrega de "Soldado Universal (1999)". El fornido actor tuvo la ocurrencia de aparecer en alguna de sus películas con un posible gemelo en films como: "Doble impacto (1991)", "Maximum Risk (1996)" y "Replicant (2001)". 

JCVD

Con el tiempo el actor Belga se marchitó protagonizando fílms de menor entidad a finales de los años 90's. Con probemas de drogas y mujeres su estrella estuvo a punto de apagarse, hasta que el director Mabrouk El Mechri le ofreció una película semiautobiográfica llamada: "J.C.V.D." en la que el actor aparte de protagonizar una historia ficticia sobre sí mismo, nos habla con total sinceridad y cargada de dramatismo su complicada vida personal, desnudando el interior de su alma frente a la cámara directamente hacia el espectador. La película que lleva sus siglas le consagró de nuevo con la nominación a mejor actor en festivales de cine tan prestigiosos como el del círculo de críticos de Chicago. Después colaboró en varios fílms con su protegido y pupilo Scott Atdkins (su espléndido sucesor)...Un poco más tarde Stallone lo colocaría como "el malo" de lujo en "Los Mercenarios 2 (2012)". Actualmente Van Damme sigue trabajando para recuperar su status de "action -hero" con "Welcome to the Jungle" mezclando comedia y acción, y con el popular anuncio de camiones Volvo en el que "el rey de la patada circular" utilizando su famosísimo "spagat" volvía a estar en la primera fila del entertainment.

JCVD


Director: Mabrouk El Mechri.

Intérpretes: Jean-Claude Van Damme, François Damiens, Zinedine Soualem, Karim Belkhadra, Valérie Bodson, Hervé Sogne.

Trailer:  


Escena:

 

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:

JCVD (2008). El rey de la patada circular.

JCVD
De procedencia Belga Van Damme fue miembro del ballet nacional de Francia y campeón europeo de Kickboxing. Con semejante currículo se propuso viajar a EEUU para realizar "su sueño americano" trabajando como camarero en Hollywood y esperando su oportunidad de convertirse en una estrella. El atlético belga tuvo oportunidades de destacar como exta en una pequeñísima aparición en "Desaparecido en combate 2 (1985)" junto a Chuck Norris y fue descartado del film "Depredador (1987)". Incluso tuvo la ocasión de ser villano en "Black Eagle" y en un agradable film de bello título: "Retroceder nunca, rendirse jamás (1986)", frase que al parecer haría mella en Van Damme muchos años después. En el año 1988, el productor Menahem Golam apareció por el restaurante en el que Jean Claude trabajaba habitualmente para ganarse la vida y "Golam" ni corto ni perezoso invitó a Damme a desnudarse para que le mostrara sus habilidades marciales, por lo que fue contratado al instante para su primera película como protagonista: "Contacto Sangriento (1988)" a la que seguirían éxitos como "Kickboxer (1989)" y "Lionheart (1990)" el luchador. Van Damme se labró una carrera en el cine de acción con películas de entretenimiento tales como: "Soldado Universal (1992)" de Emmerich, "Timecop (1994)" y "Muerte Súbita (1995)" (las dos de Peter Hyams) con el que volvería a trabajar muchos años después en "Cerco al enemigo (2013)" y con el hijo del director en una nueva entrega de "Soldado Universal (1999)". El fornido actor tuvo la ocurrencia de aparecer en alguna de sus películas con un posible gemelo en films como: "Doble impacto (1991)", "Maximum Risk (1996)" y "Replicant (2001)". 

JCVD

Con el tiempo el actor Belga se marchitó protagonizando fílms de menor entidad a finales de los años 90's. Con probemas de drogas y mujeres su estrella estuvo a punto de apagarse, hasta que el director Mabrouk El Mechri le ofreció una película semiautobiográfica llamada: "J.C.V.D." en la que el actor aparte de protagonizar una historia ficticia sobre sí mismo, nos habla con total sinceridad y cargada de dramatismo su complicada vida personal, desnudando el interior de su alma frente a la cámara directamente hacia el espectador. La película que lleva sus siglas le consagró de nuevo con la nominación a mejor actor en festivales de cine tan prestigiosos como el del círculo de críticos de Chicago. Después colaboró en varios fílms con su protegido y pupilo Scott Atdkins (su espléndido sucesor)...Un poco más tarde Stallone lo colocaría como "el malo" de lujo en "Los Mercenarios 2 (2012)". Actualmente Van Damme sigue trabajando para recuperar su status de "action -hero" con "Welcome to the Jungle" mezclando comedia y acción, y con el popular anuncio de camiones Volvo en el que "el rey de la patada circular" utilizando su famosísimo "spagat" volvía a estar en la primera fila del entertainment.

JCVD


Director: Mabrouk El Mechri.

Intérpretes: Jean-Claude Van Damme, François Damiens, Zinedine Soualem, Karim Belkhadra, Valérie Bodson, Hervé Sogne.

Trailer:  


Escena:

 

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:

¿qué fue de Baby Jane?
Las carreras cinematográficas de Bette Davis y Joan Crawford fueron muy similares. Ambas sin tener un físico especialmente atractivo gozaron de una notable fama y popularidad durante una época (años 30 y 50) en donde las "Star System" era lo que más se demandaba. Por aquel entonces, las productoras buscaban actrices bellas para que formaran parte de sus películas, pero Bette Davis y Joan Crawford lo sobrellevaron perfectamente gracias a su fuerte personalidad y enorme carácter que tan bien supieron plasmar con los personajes cinematográficos que eligieron durante su trayectoria profesional. Y fue esa presencia en la gran pantalla de mujeres de armas a tomar lo que las llevaron a ganarse la simpatía tanto por parte de la crítica como del público. De sobra es conocido que entre ambas actrices hubo una dura rivalidad tanto personal como profesional hasta el extremo de que no podían ni verse ni en pintura, hecho que aprovecharía Robert Aldrich ("Doce del patíbulo (1967)") para reunirlas (por primera vez) en el año 1.962 con "¿Qué fue de Baby Jane?", un film escrito por el guionista Lukas Heller ("El vuelo del fénix (1965)") basándose en la novela homónima de Henry Farrell (novelista que también colaboraría con Alfred Hitchcock en los guiones de la serie televisiva "Alfred Hitchcock presents").

¿qué fue de Baby Jane?

La obra nos hablaba de la relación de odio y envidia que mantienen dos hermanas, Jane Hudson y Blanche, dos populares artistas que gozaron en su momento de la fama y el reconocimiento del público pero que ahora viven solas en una lúgubre mansión de Hollywood. Antes de los títulos de créditos, Aldrich iniciaría el film con dos prólogos que son claves para entender la destructiva actitud de las dos hermanas durante el transcurso de la película. Un primer prólogo centrado en el año 1917 exhibiendo a Jane Hudson como una niña prodigio apodada "Baby Jane". Ésta es una estrella infantil que canta y baila como los ángeles y donde es mimada por su padre (vamos que la tiene consentida y malcriada). Jane Hudson goza de tanta fama que posee hasta de una muñeca con sus misma facciones. En ese periodo podemos observar como la gloria y popularidad de Hudson contrasta con la situación de su hermana Blanche, una niña sin cualidades artisticas y desplazada a un segundo plano a la vista de su padre. Un hecho que hará que la envidia domine su existencia. Con el paso de los años (año 1935), esa situación cambia, mostrándonos a una crecida Blanche transformada en una éxitosa actriz de Hollywood, hecho que difiere con la actual situación de su hermana Jane que ha perdido la gracia de su niñez para convertirse en una mala actriz.

¿qué fue de Baby Jane?

Al termino de los prólogos y con unos impresionantes títulos de crédito, el director nos traslada al año 1961, con unas envejecidas hermanas olvidadas por el público y con una Blanche minusválida a causa de una accidente de tráfico. En este momento Aldrich nos ofrece un gótico thriller psicológico al más puro estilo Hitchcock donde envidia, odio, locura y las consecuencias del abandono de la fama cubren la atención de la trama, bueno aparte de ver las "perrerías" que sufre Blanche por parte de su hermana. "¿Qué fue de Baby Jane?" fue un vehículo perfecto para el lucimiento de ambas actrices, Davis y Crawford realizan un titánico "tour de force" interpretativo y donde esa rivalidad fuera de la pantalla fue esencial para transmitir mayor realismo a sus personajes. Las dos resultan creíbles en sus roles, a pesar de que Bette Davis roce por momentos un exceso de histrionismo. El personaje de Baby Jane es memorable, Bette Davis refleja a esa mujer anclada en el éxito del pasado, que no asume el paso de los años, caracterizada por su estrambótica y trastornada personalidad y con un físico sacado de las brujas de cuentos infantiles. Se comenta que Bette Davis para dar mayor pinta de perturbada y demente evitaba quitarse el maquillaje después del día de rodaje. Por el otro lado, Joan Crawford también nos convence con su personaje desvalido, una sufrida mujer que hace de hermana "buena" pero que esconde un oscuro pasado clave en el desenlace de los hechos.

¿qué fue de Baby Jane?

Son geniales los ataques de ira y de maldad de Baby Jane sobre su hermana, siendo inolvidables la escena de la brutal paliza o los almuerzos y cenas que prepara (una veces dándole de comer un canario que le daba compañía y en otras dándole una rata que deambula por el sótano). Otra escena muy recordada de esta magnífica película es ver a una chalada Jane Hudson, vestida de niña pequeña y cantando su éxito infantil "I´ve written a letter to daddy". Acompañando a estas dos divas nos encontraríamos al actor de "peso" Victor Bouno, en el papel de Eawind, un pianista en desempleo sobreprotegido por la figura de su madre y que ve a Hudson la persona idónea para obtener algo de dinero. A Victor Bouno, lo veríamos también en "Cuatro ganngster de Chicago (1964)" y en "La historia más grande jamás contada (1965)", un actor que moriría desgraciadamente a la precoz edad de 43 años a causa de un infarto.

¿qué fue de Baby Jane?

En el film también podemos ver (enchufismo o no) a la hija de la propia Bette Davis, Barbara Merrill, encarnado a la hija de la vecina que vive al lado de las hermanas en cuestión. Durante el film contemplaríamos breves escenas de filmes de Bette Davis en su etapa joven, entre ellas "Los gangster del aire (1933)" de Alfred E. Green y "Ex-Lady" de Robert Florey. Sin dudas un guiño cinéfilo que realiza Robert Aldrich. Robert Aldrich intentó volver a reunir a Bette Davis y a Joan Crawford en el año 1964 con el film "Canción de cuna para un cadáver (1964)", pero no fue posible ya que Joan estaba enferma por aquella fecha. A pesar de ello volvimos a disfrutar de una gran Bette Davis acompañada esta vez de otra "grande" del celuloide, Olivia de Havilland. En el año 1991, se realizó un remake de esta obra hecha expresamente para la televisión, la cuál fue dirigida por David Greene e interpretada por Vanessa Redgrave y Lynn Redgrave, hermanas en la vida real que aquí también encarnan a hermanas en el film.

¿qué fue de Baby Jane? 1962

Frase para recordar: "Mamá dice que soy un ángel y papá dice que soy una hermosura. Pero cuando me vuelvo mal y soy respondona y descarada, dice mamá que soy un diablillo y papá dice que no le gusto nada. Que ustedes me lo expliquen desearía porque soy una niña todavía".

Título original: What Ever Happened to Baby Jane?

Director: Robert Aldrich.

Intérpretes: Bette Davis, Joan Crawford, Victor Buono, Wesley Addy, Julie Allred, Anne Barton, Marjorie Bennett, Bert Freed.

Escena: 


B.S.O.:  


Reseña escrita por Jesús Fariña

Información complementaria:
Victor Buono

¿QUÉ FUE DE BABY JANE? (1962). La rivalidad de Bette Davis y Joan Crawford.

¿qué fue de Baby Jane?
Las carreras cinematográficas de Bette Davis y Joan Crawford fueron muy similares. Ambas sin tener un físico especialmente atractivo gozaron de una notable fama y popularidad durante una época (años 30 y 50) en donde las "Star System" era lo que más se demandaba. Por aquel entonces, las productoras buscaban actrices bellas para que formaran parte de sus películas, pero Bette Davis y Joan Crawford lo sobrellevaron perfectamente gracias a su fuerte personalidad y enorme carácter que tan bien supieron plasmar con los personajes cinematográficos que eligieron durante su trayectoria profesional. Y fue esa presencia en la gran pantalla de mujeres de armas a tomar lo que las llevaron a ganarse la simpatía tanto por parte de la crítica como del público. De sobra es conocido que entre ambas actrices hubo una dura rivalidad tanto personal como profesional hasta el extremo de que no podían ni verse ni en pintura, hecho que aprovecharía Robert Aldrich ("Doce del patíbulo (1967)") para reunirlas (por primera vez) en el año 1.962 con "¿Qué fue de Baby Jane?", un film escrito por el guionista Lukas Heller ("El vuelo del fénix (1965)") basándose en la novela homónima de Henry Farrell (novelista que también colaboraría con Alfred Hitchcock en los guiones de la serie televisiva "Alfred Hitchcock presents").

¿qué fue de Baby Jane?

La obra nos hablaba de la relación de odio y envidia que mantienen dos hermanas, Jane Hudson y Blanche, dos populares artistas que gozaron en su momento de la fama y el reconocimiento del público pero que ahora viven solas en una lúgubre mansión de Hollywood. Antes de los títulos de créditos, Aldrich iniciaría el film con dos prólogos que son claves para entender la destructiva actitud de las dos hermanas durante el transcurso de la película. Un primer prólogo centrado en el año 1917 exhibiendo a Jane Hudson como una niña prodigio apodada "Baby Jane". Ésta es una estrella infantil que canta y baila como los ángeles y donde es mimada por su padre (vamos que la tiene consentida y malcriada). Jane Hudson goza de tanta fama que posee hasta de una muñeca con sus misma facciones. En ese periodo podemos observar como la gloria y popularidad de Hudson contrasta con la situación de su hermana Blanche, una niña sin cualidades artisticas y desplazada a un segundo plano a la vista de su padre. Un hecho que hará que la envidia domine su existencia. Con el paso de los años (año 1935), esa situación cambia, mostrándonos a una crecida Blanche transformada en una éxitosa actriz de Hollywood, hecho que difiere con la actual situación de su hermana Jane que ha perdido la gracia de su niñez para convertirse en una mala actriz.

¿qué fue de Baby Jane?

Al termino de los prólogos y con unos impresionantes títulos de crédito, el director nos traslada al año 1961, con unas envejecidas hermanas olvidadas por el público y con una Blanche minusválida a causa de una accidente de tráfico. En este momento Aldrich nos ofrece un gótico thriller psicológico al más puro estilo Hitchcock donde envidia, odio, locura y las consecuencias del abandono de la fama cubren la atención de la trama, bueno aparte de ver las "perrerías" que sufre Blanche por parte de su hermana. "¿Qué fue de Baby Jane?" fue un vehículo perfecto para el lucimiento de ambas actrices, Davis y Crawford realizan un titánico "tour de force" interpretativo y donde esa rivalidad fuera de la pantalla fue esencial para transmitir mayor realismo a sus personajes. Las dos resultan creíbles en sus roles, a pesar de que Bette Davis roce por momentos un exceso de histrionismo. El personaje de Baby Jane es memorable, Bette Davis refleja a esa mujer anclada en el éxito del pasado, que no asume el paso de los años, caracterizada por su estrambótica y trastornada personalidad y con un físico sacado de las brujas de cuentos infantiles. Se comenta que Bette Davis para dar mayor pinta de perturbada y demente evitaba quitarse el maquillaje después del día de rodaje. Por el otro lado, Joan Crawford también nos convence con su personaje desvalido, una sufrida mujer que hace de hermana "buena" pero que esconde un oscuro pasado clave en el desenlace de los hechos.

¿qué fue de Baby Jane?

Son geniales los ataques de ira y de maldad de Baby Jane sobre su hermana, siendo inolvidables la escena de la brutal paliza o los almuerzos y cenas que prepara (una veces dándole de comer un canario que le daba compañía y en otras dándole una rata que deambula por el sótano). Otra escena muy recordada de esta magnífica película es ver a una chalada Jane Hudson, vestida de niña pequeña y cantando su éxito infantil "I´ve written a letter to daddy". Acompañando a estas dos divas nos encontraríamos al actor de "peso" Victor Bouno, en el papel de Eawind, un pianista en desempleo sobreprotegido por la figura de su madre y que ve a Hudson la persona idónea para obtener algo de dinero. A Victor Bouno, lo veríamos también en "Cuatro ganngster de Chicago (1964)" y en "La historia más grande jamás contada (1965)", un actor que moriría desgraciadamente a la precoz edad de 43 años a causa de un infarto.

¿qué fue de Baby Jane?

En el film también podemos ver (enchufismo o no) a la hija de la propia Bette Davis, Barbara Merrill, encarnado a la hija de la vecina que vive al lado de las hermanas en cuestión. Durante el film contemplaríamos breves escenas de filmes de Bette Davis en su etapa joven, entre ellas "Los gangster del aire (1933)" de Alfred E. Green y "Ex-Lady" de Robert Florey. Sin dudas un guiño cinéfilo que realiza Robert Aldrich. Robert Aldrich intentó volver a reunir a Bette Davis y a Joan Crawford en el año 1964 con el film "Canción de cuna para un cadáver (1964)", pero no fue posible ya que Joan estaba enferma por aquella fecha. A pesar de ello volvimos a disfrutar de una gran Bette Davis acompañada esta vez de otra "grande" del celuloide, Olivia de Havilland. En el año 1991, se realizó un remake de esta obra hecha expresamente para la televisión, la cuál fue dirigida por David Greene e interpretada por Vanessa Redgrave y Lynn Redgrave, hermanas en la vida real que aquí también encarnan a hermanas en el film.

¿qué fue de Baby Jane? 1962

Frase para recordar: "Mamá dice que soy un ángel y papá dice que soy una hermosura. Pero cuando me vuelvo mal y soy respondona y descarada, dice mamá que soy un diablillo y papá dice que no le gusto nada. Que ustedes me lo expliquen desearía porque soy una niña todavía".

Título original: What Ever Happened to Baby Jane?

Director: Robert Aldrich.

Intérpretes: Bette Davis, Joan Crawford, Victor Buono, Wesley Addy, Julie Allred, Anne Barton, Marjorie Bennett, Bert Freed.

Escena: 


B.S.O.:  


Reseña escrita por Jesús Fariña

Información complementaria:
Victor Buono

el lobo de wall street
Echándole un vistazo con perspectiva al polémico film de Scorsese, uno entiende los porqués de su nulo reconocimiento en los Oscars. Y es que lo políticamente incorrecto además de escandaloso para todo americano (tan puritanos ellos), se corona como lo más destacado de una historia plagada de depravación, avaricia, lujuria y drogas de todo tipo, con la escalada a la gloria de un joven que responde al nombre de Jordan Belfort (Di Caprio) en el negocio de vender la nada y lo intangible a cambio de un cuantioso porcentaje de beneficios. Como broker en bolsa Belfort es contagiado de una agresiva enfermedad por el personaje de Matthew McConaughey, enfermedad que consiste en agudizar el sentido para la mentira prometiendo el todo a cambio de la nada. Así que el egoísmo y la chulería a base de golpearse el pecho cual gorila es rápidamente adquirido por el joven aprendiz enfermo ya de ambición. El engaño bursátil y la especulación ofrecidos con afilada verborrea telefónica se convierten en las armas con las que Jordan Belfort construye su imperio junto con un excéntrico obeso de ridícula prótesis dental blanqueada hasta el extremo (Jonah Hill), que al igual que el personaje de Di Caprio ansía la riqueza para poder dar rienda suelta a sus desenfrenos sexuales y sus vicios de estupefacientes y lujo desmesurado. Scorsese sabe moverse cual escurridiza anguila para narrar las miserias del ser humano, ya sea con su reconocida afinidad para hablar sobre la mafia con sus fastuosas actividades o como aquí para contar el ascenso de una bestia enferma de Babilonia (el New York de los años 80's y 90's del s.XX) que sacia con prostitutas y extremas actitudes sexuales su depravación a base de abultadas e ilegales cantidades de dinero para pagarlo todo. 

el lobo de wall street

El dinero ganado mediante las sucias actividades bursátiles y la especulación ofrecidas como si se tratase de un preciosísimo regalo sorpresa envuelto con el más llamativo de los lazos y brillante papel en forma de infundios y tecnicísmos verbales, hace ganar millones a todos aquellos que colaboran con Belfort. Regalo sorpresa que en la mayoria de los casos para el cliente está vacío después de invertir a causa de las falsas promesas que le han convencido para poner su dinero. Di Caprio-Belfort a las órdenes de Scorsese exprime un fragmento de la corrupta biografía de un sabio retorcido y mentiroso que se convierte en el rey de su particular mundo en un lujoso transalántico (¿Posible ironía hacia Titanic?), que chocará contra el F.B.I. en forma de iceberg destructivo que hundirá irremediablemente el imperio 'Belfort' fundamentado en la corrupción y el fraude. "El Lobo de Wall Street" es pues una molesta película a la par que divertida, que hace reflexionar sobre todo aquello a lo que está dispuesto a llegar a hacer el ser humano para escalar puestos en una sociedad que sólo da cabida al prestigio que ofrece el dinero y las mujeres, independientemente de los medios utilizados para conseguir el éxito aunque éste arruine a muchos para el enriquecimiento y despiporre de unos pocos. 

el lobo de wall street

Personajes de candente actualidad ya sea en la clase política o en reconocidas entidades bancarias en España vienen a mi mente mientras observo todo el despilfarro de determinadas personalidades que se han aprovechado de todos los ciudadanos, al igual que la compañía inversora de la película. Supongo que las tarjetas opacas de Miguel Blesa, Rodrigo Rato (y los suyos), todos ellos unidos a Fabra, Luis Bárcenas, todos los implicados en el caso Gürtel, todos los culpables de la deblace en las cajas de ahorros, los organizadores de fraudes con las preferentes bancarias, los engañadores de los cursillos ficticios por los sindicatos y demás ladrones y sinvergüenzas se verán reconocidos como hipócritas avariciosos y mentirosos al igual que el Jordan Belfort del presente film. Todos aquellos que han contribuido de manera directa a que suframos la crisis económica actual. En definitiva, hay mucho Lobo de Wall Street por ahí suelto, demasiadas bestias enfermas de Babilonia, que con sus mentiras, robos y excesos han hundido el bienestar del que antes disfrutábamos y que de manera injustificada casi ninguno es encarcelado contraviniendo las leyes que deberían amparar a la igualdad de todo ciudadano español. Para más inri, si uno de estos repelentes ladrones es culpabilizado y encerrado, con el tiempo después de cumplir su condena es presentado en televisión como gurú y telepredicador al igual que Mario Conde (ex-banquero), siendo capaz de vendernos un bolígrafo aunque no nos hiciera falta. La vergüenza del estado español, son sus particulares políticos y banqueros lobos del Íbex 35.


Título original: The Wolf of Wall Street.

Director: Martin Scorsese.

Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Kyle Chandler, Cristin Milioti, Rob Reiner, Matthew McConaughey.

Trailer:
 

Escena:


B.S.O.:

  

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:

EL LOBO DE WALL STREET (2013). Los desenfrenos de Leonardo DiCaprio.

el lobo de wall street
Echándole un vistazo con perspectiva al polémico film de Scorsese, uno entiende los porqués de su nulo reconocimiento en los Oscars. Y es que lo políticamente incorrecto además de escandaloso para todo americano (tan puritanos ellos), se corona como lo más destacado de una historia plagada de depravación, avaricia, lujuria y drogas de todo tipo, con la escalada a la gloria de un joven que responde al nombre de Jordan Belfort (Di Caprio) en el negocio de vender la nada y lo intangible a cambio de un cuantioso porcentaje de beneficios. Como broker en bolsa Belfort es contagiado de una agresiva enfermedad por el personaje de Matthew McConaughey, enfermedad que consiste en agudizar el sentido para la mentira prometiendo el todo a cambio de la nada. Así que el egoísmo y la chulería a base de golpearse el pecho cual gorila es rápidamente adquirido por el joven aprendiz enfermo ya de ambición. El engaño bursátil y la especulación ofrecidos con afilada verborrea telefónica se convierten en las armas con las que Jordan Belfort construye su imperio junto con un excéntrico obeso de ridícula prótesis dental blanqueada hasta el extremo (Jonah Hill), que al igual que el personaje de Di Caprio ansía la riqueza para poder dar rienda suelta a sus desenfrenos sexuales y sus vicios de estupefacientes y lujo desmesurado. Scorsese sabe moverse cual escurridiza anguila para narrar las miserias del ser humano, ya sea con su reconocida afinidad para hablar sobre la mafia con sus fastuosas actividades o como aquí para contar el ascenso de una bestia enferma de Babilonia (el New York de los años 80's y 90's del s.XX) que sacia con prostitutas y extremas actitudes sexuales su depravación a base de abultadas e ilegales cantidades de dinero para pagarlo todo. 

el lobo de wall street

El dinero ganado mediante las sucias actividades bursátiles y la especulación ofrecidas como si se tratase de un preciosísimo regalo sorpresa envuelto con el más llamativo de los lazos y brillante papel en forma de infundios y tecnicísmos verbales, hace ganar millones a todos aquellos que colaboran con Belfort. Regalo sorpresa que en la mayoria de los casos para el cliente está vacío después de invertir a causa de las falsas promesas que le han convencido para poner su dinero. Di Caprio-Belfort a las órdenes de Scorsese exprime un fragmento de la corrupta biografía de un sabio retorcido y mentiroso que se convierte en el rey de su particular mundo en un lujoso transalántico (¿Posible ironía hacia Titanic?), que chocará contra el F.B.I. en forma de iceberg destructivo que hundirá irremediablemente el imperio 'Belfort' fundamentado en la corrupción y el fraude. "El Lobo de Wall Street" es pues una molesta película a la par que divertida, que hace reflexionar sobre todo aquello a lo que está dispuesto a llegar a hacer el ser humano para escalar puestos en una sociedad que sólo da cabida al prestigio que ofrece el dinero y las mujeres, independientemente de los medios utilizados para conseguir el éxito aunque éste arruine a muchos para el enriquecimiento y despiporre de unos pocos. 

el lobo de wall street

Personajes de candente actualidad ya sea en la clase política o en reconocidas entidades bancarias en España vienen a mi mente mientras observo todo el despilfarro de determinadas personalidades que se han aprovechado de todos los ciudadanos, al igual que la compañía inversora de la película. Supongo que las tarjetas opacas de Miguel Blesa, Rodrigo Rato (y los suyos), todos ellos unidos a Fabra, Luis Bárcenas, todos los implicados en el caso Gürtel, todos los culpables de la deblace en las cajas de ahorros, los organizadores de fraudes con las preferentes bancarias, los engañadores de los cursillos ficticios por los sindicatos y demás ladrones y sinvergüenzas se verán reconocidos como hipócritas avariciosos y mentirosos al igual que el Jordan Belfort del presente film. Todos aquellos que han contribuido de manera directa a que suframos la crisis económica actual. En definitiva, hay mucho Lobo de Wall Street por ahí suelto, demasiadas bestias enfermas de Babilonia, que con sus mentiras, robos y excesos han hundido el bienestar del que antes disfrutábamos y que de manera injustificada casi ninguno es encarcelado contraviniendo las leyes que deberían amparar a la igualdad de todo ciudadano español. Para más inri, si uno de estos repelentes ladrones es culpabilizado y encerrado, con el tiempo después de cumplir su condena es presentado en televisión como gurú y telepredicador al igual que Mario Conde (ex-banquero), siendo capaz de vendernos un bolígrafo aunque no nos hiciera falta. La vergüenza del estado español, son sus particulares políticos y banqueros lobos del Íbex 35.


Título original: The Wolf of Wall Street.

Director: Martin Scorsese.

Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Kyle Chandler, Cristin Milioti, Rob Reiner, Matthew McConaughey.

Trailer:
 

Escena:


B.S.O.:

  

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:

el hombre de acero
¡¡Aunque parezca increíble Henry Cavill lo consiguió!!. Su Superman destila sobriedad, cercanía y calidez. El último hijo de Krypton es encarnado por un actor inglés conocido por la serie 'Los Tudor' e "Innmortals" que ha demostardo que no sólo podía conseguir un parecido razonable con el hombre de acero en el cómic sino que su carisma y ganas dan la evidencia de que puede ser un gran Superman para el s.XXI. La unión de personalidades como el guionista de prestigio David S. Goyer y la eficaz audacia de Cristopher Nolan en su "Batman" han guiado en producción y guión al sobrado Zack Snyder ("300 (2006)", "Watchmen (2009)") para dar al héroe de la capa roja una nueva oportunidad de mostrarse a las nuevas generaciones. Los títulos de crédito del comienzo de la película muestran una pátina especial al enseñar los sellos de Warner, Legendary Pictures y D.C. con una especie de óxido metálico como si el peso de la antigüedad que cumple Superman con sus 75 años se hubieran tomado en cuenta para homenajear al cómic que le vio nacer a la vez que su posterior éxito cinematográfico. El hombre de acero desde mi particular punto de vista mantiene la ilusión e inspiración del personaje hacia un público que jamás le olvidará gracias a la pericia de los artífices que empezaron la saga en 1978, sobretodo Cristopher Reeve, Richard Donner y John Williams. Pero los tiempos han cambiado y la manera de hacer cine también, así que el relevo Henry Cavill, Zack Snyder y Hans Zimmer en sus respectivos puestos de actor, director y banda sonora han intentado mantener la esencia del héroe que hizo soñar a todo tipo de generaciones que han crecido con el superhéroe de D.C. que nació con la inspiración mesiánica que le insuflaron Jerry Siegel y Joe Shuster

el hombre de acero

Es posible que algunos juzguen al film de pretencioso (que lo es), de efectista (que también) pero...El personaje merece ser grandioso y espectacular, y de eso Zack Snyder está más que experimentado. La desmesurada infografía de este Superman actual quizá abrume al espectador con dispares opiniones en cuanto a su potencial visual exageradamente barroquizado. Aunque también tengo que resaltar que nuestro héroe en esta reinvención da la oportunidad al gran público y consumidor de ver, juzgar y seguir una franquicia nueva con el ímpetu y fuerza con las ganas con las que se desarrollaron los 2 primeros films que iniciaron los años 80. En lo referido al reparto, Rusell Crowe recoge en un papel más desarrollado admirablemete el testigo dejado por la huella de Marlon Brando, al igual que Kevin Costner lo hace con Glenn Ford en los papeles de padre y padrastro de Clark Kent/ Kal-El y Lois Lane/ Amy Adams que es introducida de una manera interesante en la historia como vínculo de unión entre el Kryptoniano y los seres humanos. El general Zod interpretado por Michel Shannon supera en carisma y verosimilitud a lo que llegó a hacer Terence Stamp como villano. En definitiva, la película "El hombre de acero" recrea una nueva saga con iniciativa narrativa y propuestas visuales que derrochan exceso. Un Superman con nueva cara que consigue a base esfuerzo y perfecto semblante un punto de vista admirable y novedoso para los nuevos tiempos y que esperemos tenga una continuidad que desarrolle todavía mejor a la leyenda encarnada por Cavill sin necesidad de nublar las retinas del espectador con tanto efecto especial. Mi adorado Cristopher Reeve no necesitó de tanto despliegue infográfico para ganarse al público. Cavill está en el camino correcto al encarnar a Superman desde un punto de vista tan diferente como grandioso para levantarse y volar a la altura de Reeve. Veremos qué es capaz de ofrecernos "Superman Vs. Batman (Dawn of justice)" en 2016....

el hombre de acero


Título original: Man of steel.

Director: Zack Snyder.

Intérpretes: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Diane Lane.

Trailer: 


B.S.O.:

 

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:
Zack Snyder 

EL HOMBRE DE ACERO (2013). Henry Cavill es Superman.

el hombre de acero
¡¡Aunque parezca increíble Henry Cavill lo consiguió!!. Su Superman destila sobriedad, cercanía y calidez. El último hijo de Krypton es encarnado por un actor inglés conocido por la serie 'Los Tudor' e "Innmortals" que ha demostardo que no sólo podía conseguir un parecido razonable con el hombre de acero en el cómic sino que su carisma y ganas dan la evidencia de que puede ser un gran Superman para el s.XXI. La unión de personalidades como el guionista de prestigio David S. Goyer y la eficaz audacia de Cristopher Nolan en su "Batman" han guiado en producción y guión al sobrado Zack Snyder ("300 (2006)", "Watchmen (2009)") para dar al héroe de la capa roja una nueva oportunidad de mostrarse a las nuevas generaciones. Los títulos de crédito del comienzo de la película muestran una pátina especial al enseñar los sellos de Warner, Legendary Pictures y D.C. con una especie de óxido metálico como si el peso de la antigüedad que cumple Superman con sus 75 años se hubieran tomado en cuenta para homenajear al cómic que le vio nacer a la vez que su posterior éxito cinematográfico. El hombre de acero desde mi particular punto de vista mantiene la ilusión e inspiración del personaje hacia un público que jamás le olvidará gracias a la pericia de los artífices que empezaron la saga en 1978, sobretodo Cristopher Reeve, Richard Donner y John Williams. Pero los tiempos han cambiado y la manera de hacer cine también, así que el relevo Henry Cavill, Zack Snyder y Hans Zimmer en sus respectivos puestos de actor, director y banda sonora han intentado mantener la esencia del héroe que hizo soñar a todo tipo de generaciones que han crecido con el superhéroe de D.C. que nació con la inspiración mesiánica que le insuflaron Jerry Siegel y Joe Shuster

el hombre de acero

Es posible que algunos juzguen al film de pretencioso (que lo es), de efectista (que también) pero...El personaje merece ser grandioso y espectacular, y de eso Zack Snyder está más que experimentado. La desmesurada infografía de este Superman actual quizá abrume al espectador con dispares opiniones en cuanto a su potencial visual exageradamente barroquizado. Aunque también tengo que resaltar que nuestro héroe en esta reinvención da la oportunidad al gran público y consumidor de ver, juzgar y seguir una franquicia nueva con el ímpetu y fuerza con las ganas con las que se desarrollaron los 2 primeros films que iniciaron los años 80. En lo referido al reparto, Rusell Crowe recoge en un papel más desarrollado admirablemete el testigo dejado por la huella de Marlon Brando, al igual que Kevin Costner lo hace con Glenn Ford en los papeles de padre y padrastro de Clark Kent/ Kal-El y Lois Lane/ Amy Adams que es introducida de una manera interesante en la historia como vínculo de unión entre el Kryptoniano y los seres humanos. El general Zod interpretado por Michel Shannon supera en carisma y verosimilitud a lo que llegó a hacer Terence Stamp como villano. En definitiva, la película "El hombre de acero" recrea una nueva saga con iniciativa narrativa y propuestas visuales que derrochan exceso. Un Superman con nueva cara que consigue a base esfuerzo y perfecto semblante un punto de vista admirable y novedoso para los nuevos tiempos y que esperemos tenga una continuidad que desarrolle todavía mejor a la leyenda encarnada por Cavill sin necesidad de nublar las retinas del espectador con tanto efecto especial. Mi adorado Cristopher Reeve no necesitó de tanto despliegue infográfico para ganarse al público. Cavill está en el camino correcto al encarnar a Superman desde un punto de vista tan diferente como grandioso para levantarse y volar a la altura de Reeve. Veremos qué es capaz de ofrecernos "Superman Vs. Batman (Dawn of justice)" en 2016....

el hombre de acero


Título original: Man of steel.

Director: Zack Snyder.

Intérpretes: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Diane Lane.

Trailer: 


B.S.O.:

 

Reseña escrita por Cristóbal Jiménez

Información complementaria:
Zack Snyder 

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUEME EN GOOGLE+

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top