EL CAMINO A CASA (1999). El drama rural de Zhang Yimou.

el camino a casa
El relato comienza con una sencilla y preciosa fotografía en blanco y negro que dibuja las huellas de unas ruedas sobre un camino nevado. Una voz en off en primera persona nos va relatando el repentino aviso que ha supuesto la muerte de su padre. Nuestro protagonista es Luo Yusheng (Hao Zheng), un joven y exitoso empresario acostumbrado a vivir en la gran ciudad que se ve obligado a regresar al mundo rural de su infancia para asistir al funeral de su padre. Su pueblo natal es un pequeño lugar aislado en la agreste zona del Norte de China. Es hijo único, y al llegar el alcalde le informa de la actual situación de su anciana madre, demasiado afligida por el dolor y empecinada en realizar el cortejo fúnebre en la más estricta tradición que exige llevar el cadáver del padre en hombros desde la ciudad más cercana hasta el pueblo. La propuesta del alcalde, más sensata y coherente con la situación, es convencer a la anciana viuda de que su marido sea trasladado en tractor haciendo que el trayecto sea menos duro para todos. Una sólida narración capaz de jugar con el tiempo fílmico y con la fotografía al mismo tiempo, ya que desde que Luo vuelve a ver a su madre y conoce su pertinaz idea de mantener la tradición intacta, sus recuerdos infantiles ponen en marcha el núcleo fundamental de este relato: Contar la historia de amor entre sus padres. De tal manera, que el tiempo presente es presentado con una impecable fotografía en blanco y negro, mientras que el pasado es relatado mediante el flash back, la voz en off del hijo y una preciosa fotografía en color. 

el camino a casa

A través de sus propios recuerdos, el hijo va reconstruyendo su pasado familiar, desde el momento en que su madre (Zhang Ziyi) a la edad de 18 años ve por primera vez su padre, un joven maestro que llega al pueblo para enseñar a los niños en la nueva Escuela. La conmovedora historia de amor que surge entre ellos, cómo se configuran sus primeros encuentros y cómo ese amor es puesto a prueba por las numerosas dificultades es realizado con gran maestría encadenando una serie de secuencias visuales, que consiguen progresar en intensidad emocional sin utilizar apenas diálogos. Somos testigos de la sencilla y simple vida cotidiana de la mujer rural, con sus duras labores. Una mujer, que pese a ser analfabeta queda prendada de la voz del maestro mientras enseña a sus alumnos y de su dedicación al cuidado de los niños, que él mismo suele acompañar a casa por un largo camino. El tiempo presente utiliza planos en B&N con magníficos encuadres y se centra en pequeños detalles que describen por sí mismos la crudeza y la pobreza de la vida rural. Lo que inicialmente se antoja como una tradición absurda pasa a cobrar progresivamente un gran sentido conforme los recuerdos van fluyendo como maravillosas imágenes en color. Zhang Yimou narra visualmente escenas muy conmovedoras pese la  sencillez de su puesta en escena, como la escena en la que el cuenco de porcelana donde ella suele preparar la comida para su enamorado queda destrozado, y es reparado con precisos planos detalle, marcando el ritmo necesario para otorgarle la simbología que representa. 

el camino a casa

Escenas estáticas que son alternadas con otras de mayor movimiento como el excelente travelling que acompaña a la joven corriendo por el bosque para poder despedirse de su amado. Hay otros muchos fragmentos visualmente poderosos, elementos que constituyen parte de la narrativa con su solo encuadre, como encontrar un pasador perdido. Sin embargo es la escena final que implica ese reencuentro generacional, paterno filial y ese respeto por las tradiciones ancestrales la que consigue llegarnos al corazón sin apenas notarlo. Basado en la novela de Shi Bao que elabora también el guión, visualizamos mediante esta bella película toda una gama de emociones que encierran un gran aprendizaje: El respeto por los mayores, la tradición que los acompaña y la sencillez de un gran amor que perdura más allá de la muerte. Zhang Yimou, comenzó como operador de cámara colaborando con Chen Kaige en la película "Tierra amarilla (1984)", responsable del comienzo de una nueva etapa de cine chino más preocupada por las emociones individuales que por los grandes mensajes políticos. Zhang forma parte de lo que se denominó "Quinta generación del Cine Chino", encargada de liderar todo un cambio cinematográfico tras la muerte de Mao en 1976. El director de fotografía de este film, Hou Yong, compartíría con Zhang Yimou el formar parte de este nuevo grupo de cineastas chinos especialmente preocupados por recuperar la belleza visual al cine. 

el camino a casa

A  Hou Yong se le reconoce principalmente por su carrera como director de fotografía acompañando a Zhang Yimou, en películas como: "Ni uno menos (1999)", "Happy Times (2000)" y su afamada "Hero (2002)". Pero como el propio Zhang y otros directores de fotografía que colaboraron con este último, Hou se pasó a la dirección de películas, la primera de ellas fue "Mujeres de Jazmín (2004)", protagonizada por Zhang Ziyi. Hou comenzó su carrera tras graduarse en la Academia de Cine de Pekín en 1982, junto a otros directores de la "Quinta generación" como Zhang Yimou, Chen Kaige, y Tian Zhuangzhuang. Durante sus primeros años su carrera se centró en proyectos junto a estos directores, especialmente los de Tian Zhuangzhuang y Wu Ziniu. Comenzó a trabajar junto a Zhang Yimou a finales de los años 90 durante la etapa realista de su producción. Zhang Yimou consiguió llegar al público extranjero con una fórmula esteticista de fotografía particularmente cuidada. Sus relatos están centrados en el periodo previo a la Revolución, en las zonas rurales donde la figura de la mujer es un pilar fundamental dentro de la sociedad tradicional. En sus películas juega un papel importante el simbolismo del color, los rituales milenarios de su tradición y el contraste extremo entre belleza y crueldad. Su primera película como director fue "Sorgo rojo (1987)" y, al ganar el Oso de Oro Berlín pasó a ser mundialmente conocido.En "El camino a casa", Zhang encontró su nueva musa, la joven actriz china Zhang Ziyi, con la que inauguró una nueva etapa de cine de artes marciales con films como "Hero (2002)", "La casa de las dagas voladoras (2004)" y "La maldición de la flor dorada” (2006)".

el camino a casa


Título original: Wo de fu qin mu qin.

Director: Zhang Yimou.

Intérpretes: Zhang Ziyi, Honglei Sun, Hao Zheng, Yuelin Zhao, Bin Li, Guifa Chang, Wencheng Sung, Qi Liu.

Trailer:


B.S.O.:



Reseña escrita por Bárbara Valera Bestard

Quizás también pueda interesarle:


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

2 opiniones :

Me parece muy interesante està pelìcula, cuya narrativa pone de relieve los valores que plasman la vida, en los que se va hilando todo aquello que ha dejado sicatrices dignas de acentuar..
son nuestras perlas!

Saludo cordial
con todo cariño!

Un saludo Francisco y gracias por visitarnos.

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top