EXTRAÑOS EN UN TREN (1951). Un clásico del suspense.

extraños en un tren 1951
La vida del tenista Guy Haines se convertirá en una autentica pesadilla cuando conoce casualmente durante un viaje en tren al perturbado Bruno Anthony, un siniestro personaje que le propone la imaginaria idea de realizar un intercambio de asesinatos. Él se encargaría de asesinar a la esposa de la que se quiere divorciar su acompañante (la del mencionado Guy Haines) a cambio de que éste hiciera lo mismo con su dominante padre. Lo que parece inicialmente una estrambótica y disparatada ocurrencia se transformaría en problema cuando Bruno lo lleva a cabo a la realidad, asesinando a la esposa de Guy. Instante en donde el bueno de Guy se verá atosigado por Bruno para que maté a su padre. Nos encontramos con la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Patricia Highsmith, una escritora quizás más conocida por escribir la popular novela "El talento de Mister Ripley" (convertida en serie tras escribir 4 libros más sobre las vivencias de este amoral personaje), un relato también llevado a la gran pantalla en varias ocasiones y donde destacaría la versión realizada por el francés René Clement, "A pleno sol (1960)" con un genial Alain Delon en el papel protagonista.

extraños en un tren

Alfred Hitchcock sería el encargado de dirigir "Extraños en un tren" donde contaría para su realización con los guionistas Whitfield Cook, Czanci Ormode y Raymond Chandler, éste último uno de los grandes escritores de la novela negra ("El sueño eterno", "El largo adiós"...) y que también tuvo sus pinitos en el cine, aparte del título mencionado en este post, con los guiones para "Perdición (1944)" "La dalia azul (1946)" y "Playback (1948)". Se comenta que a raíz de sus desavenencias con Hitchcock (durante el rodaje tuvieron acalorados enfrentamientos), Chandler sería despedido antes de terminar de escribir el guión del film. Incluso se planteó quitar su nombre de los títulos de créditos, idea desechada ya que para la productora (Warner Bros) su nombre iba a dar más caché a la película. Sin lugar a dudas "Extraños un el tren" es una de las grandes obras del maestro Hitchcock, donde el realizador ponía de manifiesto uno de sus temas predilectos dentro de su filmografía, el crimen perfecto, en esta ocasión explicándonos como se podría ejecutar un crimen sin móviles ni coartadas a través de asesinatos compartidos entre dos personas que no se conocen entre sí.

extraños en un tren

La obra obtendría una nominación a los Óscar en el apartado de mejor fotografía gracias al gran trabajo de Robert Burk donde llevó a cabo una maravillosa fotografía en blanco y negro caracterizada por el frecuente uso de sombras en gran parte de sus escenas. Tanto le gustó a Hitchcock el trabajo de Burk que contaría con él hasta un total de 11 veces más para sus películas, entre ellas "La ventana indiscreta (1954)", "Vértigo (1958)" y "Con la muerte en los talones (1959)". La obra cinemamográfica tendría diferencias en relación a la novela de la mencionada Patricia Highsmith , entre ellas que Guy es un arquitecto en vez de un consagrado tenista al igual que éste si que cometería el asesinato agobiado por la presión de Bruno algo que no ocurre en la película. De esta manera Hitchcock suavizaba la trama del film dando una imagen de correcta moralidad al personaje de Guy e incluso heroico al tratar, en un momento de la película, de salvar al padre de Bruno de las locas ideas de su hijo.

extraños en un tren

En cuanto a los actores que darían vida a los personajes de la película podemos ver a Farley Granger como Guy Haines, actor ya había trabajado anteriormente con Hitchcock en la también extraordinaria "La soga (1948)", una película donde también se trataba el crimen perfecto y donde Granger cambiaba de tercio con un personaje de rol bastante retorcido, el de Philip, un universitario que tiene el maquiavélico plan de cometer un asesinato, esconder el cadáver en un arcón y a su vez usarlo como mesa para una cena. Y todo esto sin que te descubran. Robert Walker actuaría como Bruno Anthony, el psicópata y villano en cuestión, un personaje que sería el último que interpretaría el actor (no pudo acabar la película que estaba rodando con Leo McCarey, "Mi hijo John (1952)") tras fallecer ese mismo año a la corta edad de 32 años por una reacción alérgica a un medicamento. Entre los secundarios destacar al británico Leo G. Carroll ("Las nieves del Kilimanjaro (1952)") como el senador Morton, Ruth Roman ("El ídolo de barro (1949)") como Anne Morton, hija del senador y mujer con quien quiere casarse Guy si consigue el divorcio de su esposa y la presencia de la hija de Hitchcock, Patricia, encarnando a la hermana de ésta última, Barbara Morton.

extraños en un tren

No fue la única participación de la hija de Hitchcock en una de sus películas, también la veríamos ejerciendo pequeños papeles en "Pánico en escena (1950)" y "Psicosis (1960)", sin contar las participaciones que tuvo en su serie televisiva de la década de los 50, "Alfred Hitchcock presenta". Varias escenas hay que destacar en el film, desde la genial escena inicial, donde dos pares de zapatos se van acercando al tren, momento donde la cámara no nos muestra los rostros de sus dueños hasta el instante que se produce el tropiezo de ambos zapatos dentro del vagón. Otras secuencias para el recuerdo, Bruno reventando de manera cínica el globo de un niño con un cigarro, el asesinato cometido por Bruno visto a través de las gafas de su víctima (uno de esos planos geniales de Hitchcock que se han quedado en los anales de la historia del séptimo arte). El agobiante partido de tenis de Guy, apurado de acabarlo lo antes posible para desarticular el plan de Bruno que trata de culparle de un crimen que no ha cometido o la inolvidable pelea final de éstos en un tiovivo que va a toda velocidad son otros momentos míticos de esta obra. Como es habitual en las obras de Hitchcock no faltaría su particulares cameos, en esta ocasión lo podemos ver en el minuto 11 subiéndose al tren con un contrabajo.

Frase para recordar: "Que mi experiencia te sirva de guía, nunca dejes que falsas acusaciones te hagan perder el sueño. A menos que puedan ser comprobadas".


extraños en un tren
extraños en un tren












Título original: Strangers on a train.

Director: Alfred Hitchcock.

Intérpretes: Farley Granger, Robert Walker, Laura Elliot, Leo G. Carroll, Ruth Roman.


Trailer:



Escena:


B.S.O.:



Información complementaria:
Raymond Chandler

Reseña escrita por Jesús Fariña

Sígueme por:
Google+
Twitter


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

4 opiniones :

Hitchcock vuelve a regalarnos una nueva e inquietante trama con unas interpretaciones sublimes. Farley Granger ciertamente ya me había impresionado en "La Soga", al igual que a tí, y Robert Walker lo borda también, desde luego. Obra maestra indiscutible. Una reseña excelente, Jesús. Un abrazo, amigo.

Muchas gracias Alfonso! la verdad que disfruto mucho con las películas de Hitchcock y esta es de mis favoritas. Hitchcock un genio, un saludo amigo!

Nacho dijo...

Magnifica reseña. Felicidades. Tengo una petición. ¡Dedicadle una entrada a Roberto Rosellini un día de estos!.

Saludos.

Muchas gracias Nacho, me alegra que te haya gustado la reseña y apunto tu sugerencias para próximas reseñas, un saludo!

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top