LA SOGA (1948). Como realizar el crimen perfecto.

la soga
Un sólo escenario, unos ingeniosos e irónicos diálogos representados por un grupo de actores en estado de gracia y una novedosa forma de rodar (escenas de largas secuencias hechas por una sola toma con atractivos giros de cámara) le fueron suficiente al maestro del suspense, Alfred Hitchcock, para realizar en los apenas ochenta minutos que dura el film una más que notable obra llena de tensión e intriga y un título interesante (mejor valorado por los admiradores del cine de este realizador británico) ha tener en cuenta en la historia del séptimo arte. En ella, basándose en la obra teatral del dramaturgo inglés Patrick Hamilton (autor también de la obra "Luz de gas" y llevada posteriormente al cine por Thorold Dickinson y George Cukor), trataba de narrarnos el macabro juego de dos universitarios que después de culminar un asesinato invitan a los conocidos de la víctima a una cena donde el cadáver estaría escondido dentro de un baúl. El realizador tocaría la temática del crimen perfecto y daría de hablar con su idea de tratar el asesinato como un arte logrado sólo por algunas personas consideradas seres superiores (polémica ocurrencia que hacen recordar las teorías del filósofo Friedrich Nietzsche sobre la moralidad del bien y del mal y sus dos tipos de hombres: los señores (los considerados superiores) y los esclavos (los considerados inferiores) ). Entre el grupo de actores, hay que hacer mención al recientemente fallecido Farley Granger, actor que desde sus inicios profesionales con el drama bélico de Lewis Milestone "La estrella del norte (1943)" se destacaría especialmente por sus dos participaciones con Hitchcock, "Extraños en un tren (1951)" con Robert Walker y la mencionada obra que guardo tributo en este post. Forman también parte del reparto de actores (mayoritariamente masculino) un gran James Stewart (en su primera colaboración con el director ) llevando a cabo al astuto profesor Rupert Cadell y a John Dall, conocido más por su faceta de actor de teatro que por sus participaciones en el celuloide pero que nos dejaría para el recuerdo sus interpretaciones en títulos tan importantes como la magna "Espartaco (1960)" o "El demonio de las armas (1950)" de Joseph H. Lewis y que en esta ocasión interpretaba al siniestro y calculador psicópata Brandon Shaw. Destacable la banda sonora a cargo de Leo Forbstein (también participe y ganador del Óscar por "El caballero Adverse (1936)") que llenan de fuerza los momentos de más emoción del film. Como curiosidad, este sería el primer film de Hitchcock que haría uso del formato en color (con una estupenda fotografía a cargo de  Joseph Valentine)  y  de los pocos títulos que el realizador no realiza uno de sus característicos cameos.

Frase para recordar: "El privilegio de cometer un crimen debería reservarse únicamente a los individuos considerados individualmente superiores".

la sogala soga

Título original: Rope.

Director: Alfred Hitchcock.

Intérpretes: John  Dall, Farley Granger, James Stewart, Joan Chandler.

Trailer: 




Información complementaria:
Farley Granger

Reseña escrita por Jesús Fariña
Sígueme en:
Google +
Twitter


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

12 opiniones :

Hola Jesús, fabuloso ejercicio de demostrar como un único plano nunca llega a aburrir. Película ideal para representar como obra de teatro. Genial Hitchcock como siempre. Precisamente anoche revisé The Lady Vanishes con mi señora...

AMALTEA dijo...

Vuelves a incitarme a ver peliculas que casi no recuerdo. Plantear un dilema moral sin teorizar, mediante una buena historia, era pan comido para Hitchock, y pocos eran lo que escapaban de implicarse en la trama, examinando las "razones" del crimen.

Nacho dijo...

Hola Jesús, ¡esta es una de mis preferidas! salvo una escena exterior al principio de la película todo transcurre en dos habitaciones: el comedor (que al final los universitarios no utilizan para celebrar el banquete) y el bufete, donde trasladan todos los bártulos y dónde se encuetra el bául, en un juego macabro diseñado sobre la marcha por un psicópata como es Brandon Shaw. Y está rodada con esas largas secuencias de una sola toma que tú comentas, esto particularmente me encanta. La he visto cinco veces, y las que me quedan. Nunca me cansa. Pero quería apuntar que el director sí que hace un cameo en esta película, lo que pasa es que sucede prácticamente al principio, en la escena exterior. Vemos a una pareja de personas mayores caminando por la calzada pero el plano está muy alejado, los vemos muy de lejos en la distancia. Bueno, pues el hombre es Hitchcock. Un saludo.

Cesar dijo...

Traes lo mejor de lo mejor, zi zeñor!

DDmx dijo...

¡Peliculón! no hay más.

ANRO dijo...

No recuerdo si fueron ocho o nueva planos secuencia los que empleo el maestro para realizar este estupendo ejercicio cinematográfico.
Efectivamente la filosofía sobr el "hombre superior" de Nietzsche está presente en los diálogos, pero también hay un elemento que han señalado varios críticos de la obra y es la homesexualidad. En la biografía de Hitchcock se narra que tanto Montgomery Cliff como Cary Grant renunciaron al papel que finalmente interpretó John Dall por razones obvias. Y la censura admitió la palabra "It" como seudónimo del hecho gay. Obviamente en los cuarenta el tema era absolutamente tabú. La muerte por estrangulamiento aludía a la euforia del orgasmo.
Realmente asombra lo audaces que eran los directores de la época dorada y cómo abordaban temas tan candentes burlando la censura.
Un abrazote.

Javi dijo...

Una de las pelis curiosas de Hitchcock, y muy buena. Tiene bastante de ejercicio cinematográfico en cuanto a que está rodada en 10 planos secuencia de 8 minutos cada uno, aunque la intención del maestro era hacerlo en un solo plano secuencia.
La perspectiva que le da alguna gente a la película, comparando La soga y la moralidad ruin de algunos personajes con la obra de Nietzsche me parece bastante simplona y no del todo ajustada a la filosofía de este autor.
Ignoraba que ésta fuera la primera peli que había hecho Stewart con Hitchcock. Un saludo, Jesús, y buen post.

Hola Jesús, bonita manera de recordar a Granger. Peliculón, efectivamente. Saludos.

JCR dijo...

En cualquier escuela de cine se estudia la forma de crear esos planos secuencias, son únicos, creando una película fabulosa, el maestro es el maestro.
Saludos.

Muchas gracias a todos por vuestras participaciones y opiniones sobre este clásico de Hitchcock, saludos!

Frusly dijo...

Tengo este film del maestro pendiente. Menuda soy. No espero más. A veces me asusta pensar lo que hubiese hecho Alfred con los medios actuales. Tremendo.

Un saludote y felicidades por el blog. Te seguiré de cerquita.

Orlando dijo...

Espeluznante película. Cada una de las veces que la he visto, que ya son varias, me ha fascinado. En el guión aparentemente "sencillo" y "lineal" está el éxito del film. Cine en estado puro. Obra maestra. Imperecedera. Desde luego, entre mis favoritas...

Saludos!

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top