¿TELÉFONO ROJO? VOLAMOS A MOSCÚ (1964). Kubrick satiriza el conflicto de la guerra fría.

¿Teléfono rojo? volamos a Moscú
Al igual que hizo con "Senderos de gloria (1957)" o "La chaqueta metálica (1987)", Stanley Kubrick haría uso de su cine para criticar lo absurdo e inútil de todo lo relacionado con el mundo de la guerra. Basándose en una novela del británico Peter George ("Alerta roja") Kubrick satirizaba sobre el hipotético conflicto militar entre americanos y rusos en plena Guerra Fría después de que un fanático y desequilibrado general norteamericano ordenara el ataque aéreo a la unión soviética. Escenas de humor negro y diálogos cargados de ironía sirvieron de base para que Kubrick nos concienzara de un tema tan serio como es el horror de la guerra provocado en la mayor parte de los casos por la ineptitud de los grandes cargos que nos gobiernan. Un Peter Sellers en lo más alto de la cima gracias a Blake Edwards y "La pantera rosa (1963)" haría un auténtico "tour de force" interpretativo al representar a tres de los personajes que veríamos en el film (el capitán Lionel Mandrake, el presidente de los Estados Unidos Merkin Muffley y al científico Dr. Strangelove), dicho trabajo le llevaría a la lucha del oscar en la categoría de mejor actor principal (en un año ganado por Rex Harrison por "My fair lady (1964)"). Dentro de un reparto netamente masculino (la televisiva Tracy Reed sería la única cara femenina visible del film) se destacaría, a parte del mencionado Peter Sellers, George C.Scott (mítico su papel en "Patton (1970)", donde ganaría (a pesar de rechazarlo) el oscar al mejor actor principal) con su papel del General Buck Turgidson, Sterling Hayden ( protagonista de "La jungla del asfalto (1950)" que volvía al mundo de la interpretación después de unos años en el anonimato) representando al enloquecido Jack D. Ripper (bastante significativo su nombre) y James Earl Jones (el malvado Tulsa Doom de "Conan el bárbaro (1982)") como el teniente Lothar Zogg, personaje que le haría debutar en la gran pantalla. Dentro de sus escenas más significativas destacaría el lanzamiento de un misil montado por un eufórico militar con sombrero de vaquero. Como curiosidad, durante el rodaje de la obra se produciría el asesinado de John F. Kennedy, acción que provocó el retraso de su estreno.

Frase para recordar: "La guerra es demasiado importante para dejársela a los generales. Pero hoy la guerra es demasiado importante para dejársela a los políticos".

¿Teléfono rojo? volamos a Moscú¿Teléfono rojo? volamos a Moscú

Título original: Dr. Strangelove or How i learned to stop worrying and love the bomb.

Director: Stanley Kubrick.

Intérpretes: Peter Sellers, George C. Scott, Keenan Wymm, Sterling Hayden.

Trailer: 



Información complementaria:
George C. Scott

Reseña escrita por Jesús Fariña 
Sígueme por: 


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

6 opiniones :

Pues obviamente Kubrick era uno de los grandes y cuando decidió tocar el género de la coemdia, un género en el que estan difícil trascender con gracia, pues también se salió airoso, La película tiene varias escenas inolvidables (como la que aludes) y un final muy catastrofista, digno del genio de Kubrick. Sin embargo, jamás fue de mis películas favoritas de este gran director ( y es que 2001 o La naranja mecánica, por ejemplo, me parecen brutalmente apasionantes). Un abrazo.

Kinski dijo...

¿Comedia o la pura realidad de la época?, puro Kubrick pero el que se lleva el gato al agua es el soberbio Peter Sellers: El mejor Cómico de todos los tiempos.

Anónimo dijo...

hola, soy emilio de cinemafilmesclub. A mí, la película me parece una obra mestra sin paliativos, que mana de la mente de un genio. En realidad, el proyecto en un principio no iba a ser una comedia, pero el gran instinto de kubrick le ha servido para cambiar su proyecto sobre la marcha y sacarnos una sonrrisa. Un saludo.

Hay do0s motivaciones en el genio de Kubrick palpables es Dr, Strangelove: El miedo a la muerte. La existencia de armas capaces de destruir la tierra, y éstas en manos de inútiles, incapaces, borrachos, estúpidos e irresponsables. La lógica del film es terrible.
La canción de Vera Lynn We´ll meet again con las explosiones atómicas: Volveremos a vernos, no sé dónde, no sé cuando, pero volveremos a vernos en un día de sol: Ironía y sarcasmo. Y en blanco y negro

Stanley Kubrick es uno de los grandes genios del cine. Inteligencia y óptica al máximo nivel. En Teléfono rojo, le dio cancha libre al gran Peter Sellers y sus variados personajes, como ya había hecho en Lolita.
Si te quieres hechar unas risas, visita el enlace: http://cinecomio.blogspot.com/2011/08/2001-la-odisea-humana-segun-kubrick.html

Nela dijo...

No dejo de reconocer que Stanley Kubrick es un gran director, pero no soporto sus películas.
Gran resumen el que has hecho
Besos
Nela

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top