MATCH POINT (2005). Woody Allen reflexiona sobre el azar.

match point
Chris Wilton (Jonathan Rhys-Meyers) es un joven irlandés, ambicioso y de origen humilde  al que la vida le ha negado el éxito como tenista profesional. Obligado a dar clases de tenis a familias adineradas en un famoso club privado, sigue sin perder ese espíritu competitivo, esas aspiraciones por progresar socialmente y, especialmente, por abandonar una vida de precariedades económicas. Es allí, en el club de tenis donde el azar hace su primera aparición para modificar su gris destino: Se hace amigo del millonario Tom Hewett (Matthew Goode), otro joven como él con quien establece pronto varias afinidades. Tom Hewett introduce a Chris en la vida de las familias más ricas de Londres. Chris aprovecha su suerte para enamorar a la hermana de Tom, Chloe Hewett (Emily Mortimer), entrando a formar parte de la élite londinense. Ahora todo es perfecto, ha conseguido su sueño, es rico, no tiene que trabajar y puede disfrutar de todos los caprichos que le fueron negados debido a su humilde condición. Pero la vida no puede ser tan perfecta y el destino se encarga de colocar en su camino a la bella Nola Rice (Scarlett Johansson) una actriz estadounidense, que no cumple los requisitos suficientes como para ser aceptada formalmente como la pareja de Tom, y por la que Chris se siente irremediablemente atraído desde un primer momento. Chris se debatirá entre satisfacer sus deseos sexuales o mantener las apariencias y seguir con su vida cómoda y lujosa, ésa que tanto ha soñado por conseguir. Woody Allen, con esta cinta nos deja una gran reflexión sobre la importancia del azar y la buena suerte en nuestras vidas

match point

Ya es conocido por todos el existencialismo pesimista del este autor, los grandes dilemas humanos sobre los que le gusta indagar, planteando nuestra incapacidad para resolverlos. Tan sólo el humor y la capacidad de disfrutar los breves momentos de felicidad, nos rescatan de nuestra limitada existencia. Match Point es un relato dramático, ambientado en Londres, que toma como escenario la vida de la aristocracia británica y que plagia de las antiguas tragedias griegas la conocida confrontación de las pasiones humanas frente al poder del destino. Además, el director se permite el lujo de homenajear clarísimamente, y de forma prodigiosa a su admirado Bergman y a Hitchcock. Aunque el homenaje más redondo es el dedicado a Jack Clayton y su impresionante "Un Lugar en la Cumbre (1959)", todo un clásico representativo del "Free Cinema Británico". Allen consigue también una excelente ambientación y una sorprendente puesta en escena que utiliza sutiles y elegantes movimientos de cámara, no mostrando más de lo necesario, y dotando al film de un ritmo impecable donde el interés nunca decae, gracias a un guión absolutamente preciso, sin fisuras, en el que no falta ni sobra nada con una parte final desgarradora y brutal, en la que suceden fuertes acontecimientos sobre los que Allen no moraliza ni emite juicio alguno, dejando esa difícil labor al abrumado espectador. Todo el rodaje fue en Londres, como comienzo de su periplo europeo, consiguiendo retratar a la capital británica como se merece, con bellísimas panorámicas y cuidados detalles guiados por la mirada de su director de fotografía Remi Adefarasin

match point

La potencia visual del entorno es tan fuerte que se respira la atmósfera de la capital británica en cada fotograma. Remi Adefarasin es un director de fotografía londinense que consiguió el BAFTA a la mejor fotografía por su trabajo en el film británico "Elisabeth (1998)". Además fue el responsable de la fotografía de "Onegin (1999)", una cinta británica de época basado en la ópera del mismo nombre y colaboró como segundo equipo de fotografía en "El paciente Inglés (1996)". Como buen melómano, Allen selecciona cuidadosamente las piezas de la banda sonora que acompañan a la excelente fotografía de Remi Adefarasin. De esta forma, al ritmo de los fragmentos de ópera se desarrolla un relato de suspense. Con esta cinta Allen se estrena rodando en Europa su primera película fuera de su amado Nueva York. Más tarde seguiría su recorrido por el viejo Continente  en España con "Vicky Cristina Barcelona (2008)"; En París,"Midnight Paris (2011)" y en Italia, "A Roma con amor ( 2012)". Pero ésta es su mejor cinta fuera de su habitual entorno neoyorkino, donde además parece haber recuperado la garra y el ingenio componiendo  un drama complejo que difícilmente nos deja indiferentes. Respecto al elenco de actores, todos están extraordinarios, pero merece especial mención la colosal interpretación de Jonathan Rhys-Meyers, que carga con gran parte del peso de la trama y nos deleita con una interpretación excelente que le valió su pasaporte a la fama. Un joven atractivo que sabe transmitir con sus miradas y sus gestos su tormento interior, sus pasiones, sus ambiciones y sus miserias. Con Scarlett Johansson, forma una pareja cuya química desborda en la pantalla, juntos transmiten emociones con la intensidad necesaria para que el espectador pueda sumergirse en la historia, pueda vivir las pasiones que ellos sienten y hasta puedan introducirse en los mismos dilemas que ellos están viviendo. Una vez más, Woody Allen nos deja un entretenido y complejo relato con un poderoso y sorprendente final con el que consigue además la proeza de cerrar el círculo de su planteamiento inicial. Una reflexión a la que no podemos dar ninguna respuesta.

match point

Frases para recordar: 

"Aquel que dijo: Más vale tener suerte que talento conocía la esencia de la vida."

"La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas escapan a nuestro control. En un partido de tenis hay momentos en que la pelota golpea el borde de la red y durante una fracción de segundo puede que la pelota siga hacia delante o puede que la pelota caiga hacia atrás. Con un poco de suerte, la pelota sigue, atraviesa la red y ganas o bien no lo hace y pierdes el partido."

Director: Woody Allen.

Intérpretes: Jonathan Rhys Meyers, Scarlett Johansson, Emily Mortimer, Matthew Goode, Brian Cox, Penelope Wilton.

Trailer:


Escena:


Reseña escrita por Bárbara Valera Bestard

Quizás también pueda interesarle:


SUSCRIBETE

Comparte este artículo

Otros artículos de interés

3 opiniones :

Muy buena crítica y muy buena reflexión. Coincido en que es la mejor de su serial de films fuera de su habitual entorno neoyorquino. Eso sí, añadiría que la suerte está presente en películas anteriores de Woody Allen.
¡Saludos!

Miquel dijo...

Posiblemente, la mejor obra de Allen. Un Saludo

lola dijo...

Hola, hace poco pasaron la película en TV y la vi, me gustó bastante pero el final resulta un poco forzado, no quiero hacer spoiler, pero la investigación hubiera ido de otra forma si el investigador hubiera tenido a mano el informe de la autopsia.
Saludos

NOS MENCIONAN EN ANTENA 3

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.015

FINALISTAS EN LOS PREMIOS 20BLOGS 2.014

FINALISTAS EN LOS PREMIOS BITÁCORAS 2.012

SÍGUENOS EN FEEDLY

follow us in feedly

AVISO LEGAL

Licencia Creative Commons
Las mejores películas de la historia del cine por Jesús Fariña se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
back to top